Nahiroby Olivas, uno de los mejores estudiantes de Derecho, acusado de terrorismo

Cortesía /Maje
Este joven tiene 18 años, su mamá todavía le llama “el niño”, es aficionado a la guitarra, le gusta escribir poesía y hace dos años aprendió a bailar ballet.

Nahiroby  tiene 18 años, sus padres son abogados, su papá es un docente jubilado de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León),  quien hasta abril era simpatizante del Frente Sandinista. 

El joven cumplió años el 19 de abril, estudia Derecho en la UNAN-León, es el menor de los líderes universitarios que se levantaron contra el gobierno sandinista en León. 

Después de luchar junto a muchos estudiantes por la autonomía universitaria, fue capturado el 25 de agosto por grupos afines al gobierno sandinista en León. 

Lesther Alemán: “Después que triunfemos, quiero dormir e ir a clase”

El Ministerio Público lo acusa de terrorismo, de la quema de varios negocios, secuestro, robo con intimidación, y robo con violencia agravada. El juicio del joven continuará el próximo 5 de septiembre, a cargo del juez Julio César Arias. 

En las fotografías difundidas del primer juicio, Nahiroby aparece con  la misma ropa con la que fue capturado y  los ojos rojos por haber llorado, según su papá Claudio Olivas, su hijo lloraba por no haber visto a sus padres durante el juicio. 

Nahiroby nunca antes  había participado en situaciones políticas. Foto: Cortesía / Maje


La vida del “terrorista” Nahiroby 


Según palabra de su madre  Jacqueline Valdivia, Nahiroby es un joven valiente, inteligente y alegre. Desde muy pequeño se interesó por el futbol, la música, sabe tocar la flauta y la guitarra; hace dos años baila ballet,  y es uno de los mejores estudiantes de la carrera de Derecho en la UNAN-León. 

Antes de tener edad para ir a la escuela, le pedía a su mamá que lo mandara a clases, empezó entonces como oyente, hasta que sus padres lo matricularon en la Asunción de León. 

En secundaria inició a estudiar inglés, este año debería haber terminado su último nivel para sacar su diploma. El joven nunca perteneció a un movimiento social, mucho menos político, de hecho sus padres fueron los primeros sorprendidos cuando comenzó a participar en las protestas. 

Lo que sí tenía Nahiroby desde pequeño, es que se interesaba por la justicia, por eso decidió estudiar Derecho, igual que sus padres. “Nosotros le dijimos que en la práctica esa carrera no se aplica igual, pero él decidió estudiar eso”, comentó su mamá.

El joven de 18 años junto a compañeros de ballet. Foto: Cortesía / Maje

 

Nahiroby celebrabó su cumpleaños,  durante el incendio del CUUN

En medio de las protestas en León, el 20 de abril se dio la quema del Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN) y de otros negocios. 

#Tevamosasacar, el grito por los presos desde las redes sociales

A Nahiroby se le acusa de participar en la quema de estos edificios, sin embargo su madre aclara que ese día el joven volvió a  su casa  a la una de la tarde, luego de eso no salió, porque en su casa celebraron su cumpleaños con una cena. 

Después de participar en las protestas, fue expulsado de la universidad, en una transmisión en vivo en redes sociales, Nahiroby expresó “me siento bastante molesto y triste, nosotros estamos en manos de personas incapaces de poder razonar”. 

Defensor de la autonomía universitaria 

También denunció que en la universidad no había autonomía universitaria, “tenemos videos de nuestra rectora Flor de María Valle, con un cartel de una propaganda partidaria y eso es una falta grave según los estatutos universitarios”, comentó el joven. 

Mariano Fiallos  Gil nos había dejado una autonomía universitaria maravillosa y la principal característica es que no existe injerencia política, ustedes entran a los recintos de la UNAN y hay banderas del FSLN y afiches partidarios",  denunció el joven. 

 

 

Desde ese momento Nahiroby sabía a los peligros que se exponía, “estoy seguro que alguno me va a decir terrorista cibernético por tratar de educar, porque educar les parece una agresión, no toleran la educación”, dijo el estudiante de Derecho. 

Nahiroby fue uno de los que promovió la desobediencia estudiantil, porque según él,  la situación de Nicaragua era grave como para abandonar las calles y dejó claro a través de un vídeo, que no era porque no quería educarse, “a mí me encanta el derecho y yo podría pasar hablando de lo que he aprendido”, comentó el joven. 

“Pero no podemos estar estudiando en una universidad que no respeta sus principios”, concluyó el joven. 


Nahiroby denunció el caso de Medardo 


En julio de este año, la Asamblea Nacional aprobó la ley del terrorismo, el joven como estudiante de Derecho, comentó lo que sucedió con el caso de Medardo Mairena. 

Marcha de las banderas se manchó de sangre
 

“La Ley de terrorismo es inconstitucional y la acusación contra Medardo Mairena también lo es, porque la ley no es retroactiva”, comentó el joven. 

Nahiroby protestaba por la autonomía universitaria. Foto: Cortesía / Maje

“Capturaron a Medardo hoy y a los tres días sale la ley de terrorismo y se la quieren aplicar, no pueden aplicársela a Medardo Mairena porque existe algo que se llama temporalidad de la norma, y en la Constitución dice que la ley que no es retroactiva”, dijo el Joven. 

“Si a mí me capturan hoy  y esa ley no existe, a mí no me pueden aplicar esa ley, porque cuando me capturaron no cometí ese delito”, explicó el estudiante, quien es uno de los mejores de su facultad. 


El padre de Nahiroby, un ex sandinista 


Claudio Olivas  tiene 61 años, es abogado y por muchos años fue docente universitario, impartía clases de Derecho Notarial y Lenguaje Jurídico. 

Nunca se interesó por el Derecho Penal, por lo que actualmente no puede defender a su hijo. Por muchos años fue simpatizante del gobierno sandinista; cuando su hijo empezó a dirigir las protestas, a él no le gustaba la idea. 

“Le dije tenés razón en que esta gente actúa mal, pero si te agarran te puede pasar algo”, comentó Claudio Olivas. 

 

 

Después de la detención de su hijo,  Olivas quiso dedicar unas palabras a Daniel Ortega, “mi hijo es un niño inocente, que me revise a mí, que vaya a ver quién soy yo, quién es su familia, que pregunte qué anduve haciendo yo,  para que él estuviera en el país”, dijo su padre. 

El día del juicio, Olivas estaba realizando un casamiento en León, por eso llegó tarde a la audiencia, y encontró a su hijo llorando porque sus padres no estaban con él.  

Mi hijo es un hombre valiente, nos dijo que nos amaba”, comentó su papá; Nahiroby le preguntó qué decía la gente de él, “la gente está con vos, les gusta cuando te reís”, le respondió su papá. Él le dijo que dentro de la cárcel los jóvenes son una familia, y quiere que la lucha siga. 

El abogado Olivas comentó que era simpatizante sandinista, pero tocaron a su hijo y “eso no se lo perdono nunca”. 


Nahiroby y Walter Malta 


Una de las últimas apariciones en público de Nahiroby, fue cuando encaró al presidente de la Asociación de la Facultad Económicas en UNAN-León, a quien los autoconvocados acusan de ser el encargado de atacar a los ancianos el 18 de abril en León.

Situaciones raras del caso de Brandon y Glen
 

Nahiroby junto a los líderes universitarios de la UNAN-León. Foto: Oscar Sánchez / Maje

Nahiroby invitó a Walter Malta, a un debate para hablar de autonomía universitaria, “en base a nuestros estatutos y la Constitución a nosotros como estudiantes nos dan el deber de luchar por la autonomía universitaria”, le dijo Nahiroby. 

“Nosotros como estudiantes tenemos derecho a la libre manifestación dentro y fuera de los recintos”, comentó el joven, pero no obtuvo respuesta de Walter Malta, quien solo le recordó que él lo había ayudado en el pasado, sin dejar claro con qué. 

Actualmente Nahiroby está en espera de la resolución a su juicio, donde un joven de 18 años que hasta hace poco se preocupaba por sus clases, sus aficiones como el baile o la música, ahora está en la cárcel acusado de terrorismo, robo y secuestro.
 

Notas Relacionadas

Chimbombas azul y blanco, las nuevas “terroristas” en Nicaragua

Varias personas afines al Gobierno no toleran ver chimbombas azul o blancas por las calles.

“Que no nos olviden”, el mensaje de los presos políticos en El Chipote

Javier Espinoza, sonidista de las marchas Azul y Blanco, se encargó de divulgar los mensajes de los presos.