#ElChat | Freddy Quezada: “Soy testigo de dos procesos revolucionarios”

Ha dedicado gran parte de su vida a la docencia de pensamiento crítico, le gusta dar bromas y leer. Así es el profesor Freddy Quezada.

Freddy Antonio Quezada recorrió por 10 años los pasillos y las aulas de clase en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN – Managua). Se dedicó a la docencia por casualidad y necesidad.

Conversé con él más de una hora. Su cabello casi en tono blanco y arrugas en el rostro son evidencia de sus 60 años, lo que le permitió un amplio conocimiento adquirido en diferentes áreas.

Desde que era niño, Freddy sintió admiración por las cosas que sus padres podían hacer con las manos, su papá Pablo Antonio Quezada es herrero y su mamá María de la Cruz Contreras era costurera.

Freddy Quezada. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Su papá “sabía hacer de todo un poco”. El pequeño Freddy quedaba impresionado con los vestidos, cortinas, chamarras y tejidos que su mamá elaboraba.

“Una palabra resume mi juventud: revolucionario”

La universidad que lo deslumbró, pero no logró terminar sus estudios en ella fue la UNAN – Managua. Su papá quería que estudiara Ingeniería y su mamá Medicina.

Al final decidió estudiar Ingeniería, entró a la universidad en el año 1975. “Recuerdo bien el año porque ese era el número de mi carnet 754493”, añadió.

•  #ELCHAT | El periodismo joven en tiempos de crisis

Estudió tres años esa carrera, después pasó a la clandestinidad cuando ingresó al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Fue líder estudiantil desde que entró a la UNAN, estaba dedicado por completo a la causa sandinista, por eso no terminó la carrera de Ingeniería.

Se matriculó en varias carreras, primero en Ingeniería; cuando estuvo en la ciudad de León optó por Derecho; regresó a Managua y se matriculó en Literatura y después en Nutrición, esta última en la Universidad Centroamericana (UCA).

Freddy Quezada. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

La carrera que logró completar fue Sociología en la UCA, “ya un poco viejo”, añadió.

Preso bajo el cargo de sandinista

Una de las experiencias que jamás se borrará de la mente de este profesor fue cuando estuvo en la cárcel, con el cargo de ser sandinista.

“Casi me daban por desaparecido, mi mamá andaba de arriba para abajo preguntando por mí, no sé cómo llegaron a saber que estaba preso”, relató Freddy.

Cerca de la cárcel donde él estaba, había una casa de dos pisos. En su afán para que alguien se enterara de su situación, Freddy enviaba avioncitos de papel todas las mañanas a una muchacha que se asomaba al balcón de la casa vecina.

El mensaje era el mismo todos los días: “Yo me llamo Freddy Quezada, soy dirigente estudiantil de la UNAN, avisá que estoy aquí”.

Un día la muchacha le respondió, pero no con otro avioncito de papel, le mandó un mensaje con uno de los guardias, este decía:

“Mire, deje de estar mandando mensajes, que yo soy la hija del coronel que está a cargo de la cárcel donde usted está preso”.

En ese momento lo que pasó por su mente fue “hasta aquí llegué”. Freddy asegura que la muchacha le perdonó la vida.

De la cárcel lo fue a sacar el vicerrector de la UNAN- Managua de esa época, Julián Corrales Munguía y su mamá.

•  Álvaro Leiva: “Yo no le doy golpe suave ni duro a nadie, mi función es social”

“Como a las 6:00 de la tarde la guardia me entregó todo pelón, bien cachimbeado, flaco y temblando, así como a los chavalos que sacan ahora de la cárcel”, expresó Freddy.

Freddy Quezada. Foto: Facebook / Maje

Este docente considera que la “mística”  de su generación es igual a la actual. Desde las redes sociales o en los medios de comunicación ha visto cómo los jóvenes expresan que ahora entienden a sus abuelos cuando decían “mística revolucionaria”.

¿Qué es la mística?

“Solidaridad, sentimiento de justicia, de protección, defensa de los desprotegidos, honradez. Es un ejercicio de fraternidad entre los seres humanos, que se cubren entre ellos para exigir sus derechos”.

Freddy asegura que esta generación puede ser hasta mejor que la de él. Su generación se desarrolló entre un paradigma que él llama “el paradigma de las utopías”, donde esperaban una sociedad igualitaria, horizontal, bella, pero que tenían que cuidarse de sus enemigos, “de los que vos nunca dejás de luchar porque son enemigos poderosos”.

La actual generación se mueve en el paradigma de la diferencia, del respeto; no están dando la vida por una utopía, sino por un derecho. “Nuestra época era la del deber, de los revolucionarios, esta es la época del derecho”, explicó Freddy.

Su vida como docente

“Me dan la oportunidad por primera vez en la vida para hablar de esto, ahora ya lo puedo hacer, verdad, ya me puedo dar el lujo porque no va tener consecuencias”, expresó el profesor.

Freddy Quezada. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Freddy estaba en sus últimos años de la carrea de Sociología en la UCA, “literalmente me estaba muriendo de hambre”, añade.  Alguien le comentó que necesitaban un profesor de sociología rural en el Rucfa.

“Yo me rifo, todavía estoy en 4to año de Sociología, pero cuento con una gran experiencia en investigaciones agropecuarias”, narró Freddy.

Con ese truco inició su trabajo como docente.  Ha dado clases en varias universidades del país, en la UNAN, UCA, la Universidad Americana (UAM), la Universidad Católica Redemptoris Mater (UNICA) y la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli).

“Soy el peor profesor del mundo, nunca llevé un apunte, nunca llevé nada, me confiaba en mis lecturas, en mi experiencia, en mis conocimientos, que en algunas áreas son sólidos, en otras no”.

Cuando terminó la carrera de Sociología, el doctor Guillermo Rothschuh, que en ese momento era el decano de la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UCA, le dio la oportunidad de dar clases en esta universidad.

¿Por qué lo despidieron de la Upoli?

•  Las calles de Managua “hablan”

“Yo le di clases a varias generaciones de comunicadores, a la Chilindrina (Lucía Pineda), Dino Andino, Verónica Chávez, Rafael Lara”, comentó.

Freddy impartió clases a las carreras de Sociología, Comunicación, Derecho y Zootecnia.

¿Cómo entró a la UNAN – Managua?

“El profesor José Molina, de la carrera de Filología y  Comunicación me llamó para decirme que si podía dar algunas clases horarias en la UNAN, así inicié como profesor, me volé como unos 4 años, luego de planta”, narró Freddy.

Con la reciente crisis que vive el país, este catedrático fue despedido por criticar las acciones que está realizando el partido de Gobierno.

Cuando recibió la carta de su despido, Freddy la compartió en sus redes sociales, generando varios comentarios de muchos estudiantes y colegas.

Freddy Quezada. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Otra situación que afectó a este docente fue la división de sus alumnos, “porque militan en bandos diferentes”.

“Yo no equivoco de bando, lo doy a conocer a todo el mundo y he pagado el precio, estoy del lado de los autoconvocados, de este proceso de insurrección, un proceso revolucionario, otra revolución con otras características”.

 

 

Algunos de sus alumnos que están a favor del Gobierno lo han acusado y amenazado, esto le genera más tristeza.

¿De dónde nace el Uliteo?

Se puso las manos en la frente y me respondió: “Ya estoy aburrido que me pregunten eso, lo he explicado muchas veces, en mi blog está la respuesta de forma simple”.

Uliteo la página de nadie (Ulises) y de todos (Proteo)

“Todos sabemos que, alguna vez, Ulises, el héroe homérico, para salvar su vida se denominó "nadie" y que Proteo era un dios menor, cuya facultad consistía en convertirse en cualquier cosa, animal o persona. Una unión de ambos nos generó un nuevo sujeto que hemos llamado ULITEO para bautizar así esta página. Es decir, una página de nadie y de todos”, cita una entrada en el blog de Freddy.

Durante la conversación, este profesor mencionó muchos libros, se le hace un poco difícil darme la lista de sus favoritos, pero señaló algunos autores.

Freddy Quezada. Ilustración  / Maje

Jiddu krishnamurti, un sabio de la India, tiene muchos textos, pero uno de los más célebres es “El pensamiento último y primero”.

Paul Feyerabend, fue un físico, teórico, ensayista y estudió Arte Dramático, uno de sus libros más destacados se llama “Tratado contra el Método”.

Emil Cioran y sus libros “Breviario de podredumbre”  y  “Del inconveniente de haber nacido”, también están entre sus libros más destacados.

Otro libro favorito

Con el reciente despido, este profesor tiene más tiempo libre y asegura que lo invertirá en escribir sus reflexiones de la reciente crisis en Nicaragua. Lo podés buscar en todas sus redes sociales como el Uliteo.

Notas Relacionadas

Cuatro ONGs afectadas por el gobierno sandinista

Durante la represión en Nicaragua que empezó desde abril, muchas Organizaciones sin Fines de Lucro denunciaron las violaciones a derechos humanos, ...

Solicitarán permiso para otra marcha en Nicaragua

Empresarios nicaragüenses solicitarán el permiso para realizar una marcha, aún no se ha especificado la fecha.