La historia de El Chipote, la cárcel más temida de Nicaragua

Cortesía /Maje
Los presos políticos eran torturados en La Curva, ahora conocida como El Chipote, ¿La historia que se repite?

Los llantos, las torturas, la sangre derramada en las celdas de El Chipote, existen desde que gobernaba Nicaragua el presidente José María Moncada, quien construyó la cárcel junto al Palacio Presidencial en la zona de la laguna de Tiscapa, pero el terremoto de Managua en 1931, lo destruyó. 

Tres años después, con el general Anastasio Somoza García como presidente, se construyó un edificio llamado La Curva, estaba el Palacio Presidencial, debajo del edificio había unos sótanos donde Somoza metía a los presos políticos para torturarlos.

• Abogada con máster, psicólogo, comerciante y campesinos, los rostros de los presos

Cuando iniciaron los movimientos para derrotar a Somoza, hubo mucha gente que cayó presa en La Curva, entre ellos el escritor Onofre Guevara, quien en esa época era miembro del Partido Socialista de Nicaragua.

El Chipote antes se llamaba La Curva. Foto: Cortesía / Maje  
El partido tenía un grupo armado que actuaba de forma independiente (no era el FSLN). Una de las misiones que hizo este grupo fue secuestrar a un líder conservador. 

Onofre Guevara fue acusado de secuestrador y de exposición de personas al peligro, la Guardia Nacional llegó a sacarlo de su casa y lo llevaron a la famosa cárcel en la Loma de Tiscapa.

• Personajes que estuvieron presos en El Chipote

“Yo ni siquiera sabía de ese operativo, porque el grupo armado actuaba de forma clandestina e independiente”, me comentó Onofre. Un guarda somocista le explicó que la única manera de salvarse era renunciar a su partido político, después comenzaron las torturas. 


¿Cómo son las celdas de El Chipote? 

La cárcel está compuesta de sótanos situados debajo de donde estaba el Palacio Presidencial, el aire no llega demasiado, hay divisiones que son muy pequeñas y producen claustrofobia, según me explicó Onofre Guevara.

Al lado sur hay unas escaleras para subirse directamente a la loma, debajo la cárcel tiene unos cuartos en donde no se puede respirar, antes le decían “La Chiquita”.

Son unos cuartos muy estrechos, solo tiene una abertura pequeña para respirar, situada  en la parte superior del cuarto, donde el reo no puede alcanzar. El suelo está lleno de insectos, excremento seco, orines que provocan un olor desagradable, “no se puede respirar ahí”, cuenta Onofre. 

 El Chipote, entre tanto dolor la esperanza 

En la puerta del cuarto que Onofre Guevara estuvo, miró varios nombres y firmas, estaba por ejemplo la de Carlos Fonseca y Pedro Joaquín Chamorro, quienes estuvieron en esa cárcel.


Las formas de torturas 

Una de las acciones que los guardas somocistas hacían contra los presos políticos, es que los envolvían en una capucha negra, en la que solo había un pequeño espacio para respirar y la persona no distinguían entre el día y la noche. 

Personas preguntando por sus familiares en las afueras de El Chipote. Foto: Cortesía / Maje

“Me amarraron a un catre que no tenía colchón, me encadenaron, tenía que hacerme de lado para dormir”, relata. “No me pegaron, pero me torturaban de otras formas”, concluyó el escritor. 


El trato de los guardias y los presos 


Según Onofre Guevara, los guardias de Somoza eran violentos con los guerrilleros, porque ellos eran los que tenían las armas. 

• Los universitarios de la UNAN León hacen honor a su historia

Para torturar a los presos políticos que encontraban con armas, los guardas gritaban en la cárcel que ellos eran 007 y tenían licencia para matar. 

A los presos políticos los metían con los delincuentes comunes. Cuando llegaba alguien nuevo a la cárcel, los presos tenían la costumbre de revisarlos, les quitaban sus pertenencias. 

 

 

Cuando Onofre ingresó a la cárcel, los presos lo rodearon y le preguntaron por qué estaba en la cárcel, le respondió que era reo político, todos se apartaron. 

Uno de los presos se acercó a Onofre, le dijo que lo conocía desde antes, cuando comenzaba la lucha contra Somoza. “A ese preso le gustaba hablar conmigo, era un ladrón consumado”, expresó Guevara. 

La revolución en los barrios Orientales de Managua. Foto: Cortesía / Maje

Según Guevara ese hombre le dijo que él sería ladrón hasta que se muriera, que la única forma en que él cambiaría, sería si triunfaba la revolución sandinista, pero lo mató la Guardia Nacional antes de 1979. 


¿Por qué se llama El Chipote? 

Después que triunfó la revolución sandinista, la cárcel usada por Somoza, fue utilizada para apresar a los servidores de Somoza. 

Los sandinistas le pusieron el nombre de El Chipote, porque así se llama el cerro ubicado en Quilalí, Nueva Segovia, donde el general Augusto Calderón Sandino estableció su cuartel general, cuando peleó contra la invasión norteamericana con el Ejercito Defensor de la Soberanía Nacional. 

• Así viven las autoconvocadas detenidas en la cárcel La Esperanza

Fue en 1928 que los marines norteamericanos, junto a la Guardia Nacional nicaragüense, se tomaron el cuartel de El Chipote. De acuerdo a las declaraciones de Sandino recogidas por el escritor José Román en su libro “Maldito País”, Sandino abandonó el cuartel porque la Guardia atacaba con aviones que mataban a los animales, eso provocaba un ambiente de poca sanidad y sus soldados se podían enfermar. 

Sandino junto a Somoza después de las negociaciones que buscaban la paz en Nicaragua. Foto: Cortesía / Maje


La cárcel con el gobierno “sandinista”


En 2013, la Asamblea Nacional emitió un proyecto de Ley para cerrar El Chipote, y mantenerlo solo como un museo histórico. 

En 2015 la Policía Nacional realizó remodelaciones a la cárcel y actualmente se llama Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), y es utilizada para encarcelar a muchos jóvenes que decidieron protestar contra el gobierno sandinista.

• La tormenta de estar en las afueras de El Chipote

El Chipote sigue siendo objeto de denuncias, los jóvenes acusan a la Policía Nacional de mantenerlos en espacios con poca sanidad y de castigarlos psicológicamente. A pesar que han pasado los años y los gobiernos son distintos, en El Chipote los presos siguen denunciando las mismas torturas. 
 

Notas Relacionadas

¿Quiénes son los representantes de la OEA que visitaron Nicaragua?

El jueves se conoció que tres representantes de la OEA estuvieron en Nicaragua, la misión diplomática pasó por el país con total discreción.

Dinorah Sampson, el amor prohibido de Somoza

La mujer que cautivó al ex presidente de Nicaragua, Anastasio Somoza Debayle. Por muchos años, Dinorah Sampson fue su amante, de hecho estuvo con é...