Santo Domingo de Guzmán en 5 datos curiosos y pocos conocidos

Foto: Cortesía / Maje
Te contamos algunos datos curiosos sobre el origen de la celebración de Santo Domingo de Guzmán.

Muchos consideran que Santo Domingo de Guzmán es el patrono de Managua, aunque no es así, es Santiago Apóstol, según explica el Padre Boanarges Carballo, párroco de la iglesia de Las Sierritas. 

Santo Domingo de Guzmán en realidad es el patrono electo por popularidad y antigüedad. Durante más de 130 años los católicos nicaragüenses se reúnen para venerar a la diminuta y milagrosa imagen.  

 La vez que Daniel Ortega pidió elecciones adelantadas en Nicaragua

Este celebración es una de las más populares en Nicaragua y pese a la crisis socio política que enfrenta el país, hoy, desde las 6 de la mañana miles de personas acompañan a Santo Domingo de Guzmán en su recorrido que va desde la parroquia de Las Sierritas hasta la parroquia que lleva el nombre del santo en Managua. 

Santo Domingo de Guzmán Foto: Bismarck Picado / Maje

Durante años se ha iniciado la celebración del santo cada primero de agosto y culmina el 10 del mismo mes. Son 10 días en los cuales se celebra a Santo Domingo de Guzmán. 

Así que en honor a esta fiesta tradicional te contamos los 5 datos más curiosos y pocos conocidos sobre esta celebración. 

1-La celebración es más antigua de lo pensado, tienen al menos 150 años

Según la historia tradicional, el santo apareció en Las Sierritas de Managua en el año 1885 y fue encontrada por un leñador llamado, Vicente Aburto, en la corteza de un árbol. 

•  ¿Quién es Andrés Oppenheimer?

Sin embargo, el escritor e historiador nicaragüense, Jorge Eduardo Arellano, en su artículo “Las fiestas de Santo Domingo son más antiguas que 1885”,  las fiestas de Santo Domingo de Guzmán “no iniciaron en 1885, sino que son originarias de principios del Siglo XIX, próximo pasadas las fechas de Independencia de España”. 

Santo Domingo de Guzmán Foto: Cortesía / Maje

Las investigaciones de Arellano recogen que las fiestas de Santo Domingo de Guzmán han sido celebradas “por lo menos 17 años antes de la pretendida fecha del inicio en 1885” y documentos antiguos de La Gaceta de Nicaragua narran sobre esta celebración.

“Número 35 del año III, correspondiente al 5 de agosto de 1865; 30, 32 y 33, del Año VI, correspondientes al 25 de julio, 8 y 15 de agosto del año 1868, durante el Gobierno de Don Fernando Guzmán. Y la última, corresponde a La Gaceta No. 32, Año XV, del sábado 4 de agosto de 1877”, escribió Arellano. 

2- La imagen ha vivido 3 secuestros

La imagen de Santo Domingo de Guzmán ha sufrido dos secuestros en su historia. Uno fue en 1961 y otro en 1973.

 Darío más allá de “A Margarita Debayle”

El 1 de agosto de 1961, un personaje de gran fama en esta celebración religiosa, Lisímaco Chávez, acompañado de una multitud burló la seguridad de la Guardia Nacional y desobedeció la orden de la Iglesia Católica y secuestró la imagen de Santo Domingo de Guzmán de la parroquia Las Sierritas con todo y pedestal.

Santo Domingo de Guzmán Foto: Cortesía / Maje

Lisímaco llevó la imagen secuestra hasta Managua para la tradicional celebración de Santo Domingo, que en ese entonces había sido reprogramada para el 4 de agosto por disposición de la Iglesia. 

En julio de 1963, Lisímaco secuestró la imagen por segunda ocasión, pero la llevó justo el primero de agosto para la celebración correspondiente.

El tercer secuestro ocurrió el 1 de agosto de 1973, cuando Managua tenía 7 meses de haber pasado el terremoto de 1972 y parte de la ciudad aún estaba en escombros, incluso la iglesia Santo Domingo tenía afectaciones. 

Dada las condiciones, y ante una alerta de sismo para ese día, la iglesia dispuso que por ese año Santo Domingo de Guzmán se hospedaría en la iglesia Santa Ana y no en el templo que lleva su mismo nombre.

¿Un plebiscito o un referendo para  Nicaragua?

Todo pintaba bien para la celebración de ese primero de agosto, pero de forma repentina un grupo de gente enardecida tomó la imagen del santo y realizó el recorrido por su ruta tradicional hasta llevarla a la iglesia. 

Esta ocasión Lisímaco Chávez no tuvo nada que ver. 
 


3- Una estatua de 20 centímetros  

Como el tamaño de un sobre e incluso del tamaño de la palma de la mano de un hombre, así de diminuta es la imagen del santo más popular de Nicaragua, Santo Domingo de Guzmán.

Su dimensión es de 20 centímetros.

4- El Cacique Mayor es tan famoso como Santo Domingo

Óscar Ruiz, mejor conocido como “El cacique mayor” es uno de los personajes más famosos en la celebración de Santo Domingo. Su tradicional penacho de plumas, arco, su taparrabo de cuero y collar de colmillos que carga desde 1965 lo convierten en uno de los personajes más antiguos. 

Óscar Ruiz Cacique Mayor, Foto: Cortesía / Maje

La primera vez que participó de las fiestas de Santo Domingo fue en 1965 con el personaje Indio Salvaje, el cual le fue heredado de su amigo Santos Campos, el primer nicaragüense que hizo de Indio Salvaje de 1924 a 1964. 

¿Quién es Ramona Rodríguez Pérez?

Durante cinco años hizo de Indio Salvaje, luego pasó a ser Cacique Mayor, gracias al nombramiento que hizo el Comité de Festejos de Managua.

Está a punto de cumplir 73 años y lleva al menos 53 años bailándole al santo como el personaje emblemático en estas fiestas. En 2016 se abstuvo de participar por graves complicaciones de salud y tuvo que colgar su penacho. 

5- Lisímaco Chávez y la “Chica de las siete quebradas” 

Es casi inevitable hablar sobre Santo Domingo de Guzmán y no referirse al famoso Lisímaco Chávez, un promesante que pese a los secuestros de la imagen se volvió icónico por su famosa “Chica de las siete quebradas”, la cual es exquisita por su fórmula mágica según el propio Lisímaco.

La utopía de donde vienen las revoluciones juveniles: Francia, mayo del 68

Es originario de Diriamba y heredó la tradición de Santo Domingo de su madre. Falleció en 2016 y tenía un controversial humor. 
Nunca fue mayordomo de las fiestas, pero entre 1967 y 1977 estuvo al frente de la bajada del santo. 

Estuvo en prisión por haber secuestrado al santo. 

En la “Vela del barco”, cada 31 de julio, repartía su popular “Chica de las siete quebradas”, la cual preparaba con agua que utilizaba para bañarse, luego de 4 días de abstinencia. El icónico hombre decía que se lavaba siete partes secretas de su cuerpo ese día. 
 

Notas Relacionadas

La vez que Rosario Murillo acudió al Cenidh

Tras 20 años de la visita de Rosario Murillo al Cenidh, diputados del gobierno sandinista le quitan la personería jurídica al organismo de derechos...

Cuatro ONGs afectadas por el gobierno sandinista

Durante la represión en Nicaragua que empezó desde abril, muchas Organizaciones sin Fines de Lucro denunciaron las violaciones a derechos humanos, ...