17 de julio, el día en que Somoza Debayle abandonó Nicaragua

Cortesía /Maje
El 17 de julio de 1979, Anastasio Somoza Debayle decidió abandonar Nicaragua y refugiarse en Estados Unidos, declarándose esta fecha como "El día de la Alegría".

La historia del 17 de julio de 1979, la escucho desde muy pequeña. Mi familia pasó el día en una finca de  Posoltega, en un municipio del departamento de Chinandega, ahí se reunieron varias personas refugiadas de Chichigalpa. 

En la radio anunciaron que Anastasio Somoza Debayle había abandonado el país, la noticia se regó por toda Nicaragua. En el pequeño pueblo de Posoltega, donde estaba mi familia, las personas salieron a las calles con una algarabía que todavía es recordada por sus protagonistas. 

• Paula Bertol, la argentina que critica a Ortega en la OEA

Somoza salió en un avión privado a las 2:00 de la mañana, su destino era Miami, Estados Unidos. Lo acompañaba parte de su familia, y según citan algunos documentos históricos, el expresidente de Nicaragua se llevó algo del tesoro nacional. 

Somoza huyó en la madrugada. Foto: Cortesía / Maje


Después de la huida, cayó la estatua 

Después del 17 julio, el pueblo sabía que quedaba poco tiempo para proclamar un triunfo de la revolución sandinista, el pueblo comenzó entonces a cobrar venganza y borrar los antiguos signos. 

La estatua construida frente al estadio, Somoza García la inauguró el 27 de mayo de 1954, ese día cumplía año su esposa, Salvadora Debayle. 

 "Monimbó se respeta y no se rinde"

Algunos dicen que fue un regalo de Estados Unidos, otros historiadores creen que fue un regalo de los trabajadores del estado, otros incluso apuntan a que era una estatua de Benito Mussolini, el dictador de Italia, y que en Nicaragua solo le cambiaron el rostro, para que se pareciera al de Somoza. En cualquier caso, fue destruida. 

Reconstrucción de la estatua de Somoza. Foto: Cortesía / Maje


La profecía de Ernesto Cardenal 

“No es que yo crea que el pueblo me erigió esta estatua, porque yo sé mejor que vosotros que la ordené yo mismo. Ni tampoco que pretenda pasar con ella a la posteridad, porque yo sé que el pueblo la derribará un día”, escribió Ernesto Cardenal. 

La profecía se cumplió, y un 20 de julio de 1979, el pueblo gozoso de libertad derribó el símbolo de poder que por años había permanecido imponente frente al estadio que también le rendía tributo a Somoza, por llevar su nombre. 

• Francisco Martínez: “Espero que no me maten por pensar diferente”

La historia nos indica entonces, que los nicaragüenses saben construir y destruir, construyeron una gesta para celebrar la huida  aquel 17 de julio, un día conmemorado hasta ahora por el pueblo nicaragüense, de igual forma  destruyeron el símbolo de poder, promoviendo los aires de libertad que continúa vigente en la generación actual. 

Asesinato de Somoza. Foto: Cortesía / Maje


¿Qué pasó con Somoza Debayle? 

Quien en su momento había sido el mandatario de todo un país, pasó a ser un perseguido político. Somoza estuvo en Estados Unidos, un lugar que no le ofreció las medidas de seguridad adecuadas para una persona con un pasado tan oscuro. 

Decidió entonces viajar a Guatemala, y luego llegó a Paraguay, donde  un 17 de septiembre de 1980, a los 54 años fue asesinado por un grupo de guerrilleros argentinos, miembros del Ejército Revolucionario del Pueblo.

 

 

Somoza viajaba en carro junto a su chofer y un contador por las calles de Asunción en Paraguay, cuando los guerrilleros lo emboscaron y dispararon contra él. Los explosivos lanzados contra él dejaron el cuerpo de Somoza calcinado. 

• La caravana azul y blanco que no llegó a su destino

Los restos fueron llevados a Estados Unidos, gracias a Hope Portocarrero, su esposa que era ciudadana estadounidense hizo la petición al gobierno norteamericano. 

Así acabó, huyendo de Nicaragua durante la madrugada y dejando a un pueblo que debía empezar a construirse desde cero, pero que nunca antes había estado tan alegre, como aquel 17 de julio. 
 

Notas Relacionadas

Asedio policial en la UCA

Ante la posible protesta de los estudiantes de la UCA, la Policía Nacional asedia las instalaciones de esta casa de estudios.

Los memes que dejó la silla

Una silla desató el humor en un momento de tensión entre los nicaragüenses.