El rugido joven de León, la ciudad universitaria en contra de Ortega

Oscar Sánchez/Maje
León, un bastión sandinista, que le dio respaldo a una lucha que comenzaron los estudiantes.

Cuando los estudiantes comenzaron a protestar en León, lo hicieron por la reserva Indio Maíz, un aproximado de 20 estudiantes se concentraron en la Iglesia de San Sebastián, donde fueron agredidos por simpatizantes del gobierno sandinista. 

Los jóvenes  se separaron y concluyeron con la primera protesta, eso era solo el comienzo de una lucha que ha durado más de tres meses. Días después se hizo viral en las redes sociales, el vídeo de unos ancianos siendo golpeados por simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). 

El dolor de la muerte en Carazo

Según Luis Quiroz, estudiante de Comunicación Social de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), ellos se dieron cuenta que quienes agredieron a los ancianos, eran personas del El Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN). 

Los estudiantes tienen representantes de cada facultad. Foto: Oscar Sánchez / Maje

Eso hizo que más estudiantes se levantaran en contra del gobierno sandinista, “eso fue lo que explotó los sentimientos reservados que teníamos en contra del gobierno”, cuenta el joven de 22 años. 

Después de la aprobación a la reforma del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) el 16 de abril, los jóvenes que participaron en las primeras protestas, decidieron hacer un grupo en Facebook para coordinarse mejor en las siguientes actividades. 

 “Todo los estudiantes se empezaron a agregar, hicimos un plantón en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Arguello de León (Heodra), narra Ana Valle, estudiante de Medicina en la UNAN-León. 


El primer respaldo del pueblo 


Fue un 19 de abril que convocaron a la marcha, y sin que nadie lo pidiera, la población llevó un audio y víveres, “ese día fue genial, porque tuvimos el apoyo del pueblo a más no poder”, manifiesta la chavala de 21  años.

Así responde el Vaticano a Ortega

Ese fue el primer día en que lograron reunir a un gran número de personas, pero fueron interrumpidos como casi siempre, por simpatizantes del gobierno que organizaron una contra marcha. 

Ana me comentó que miró a la Ministra de Salud, Sonia Castro, al mando de esa marcha, llegó y se puso en frente de donde estaban protestando los estudiantes. 

Protestas en León. Foto: Tomada de Facebook / Maje

“Hasta antes que ellos (Juventud Sandinista) llegaran, nosotros pensamos en que no debíamos obstaculizar el paso de los vehículos, así que nos quedamos en la orilla de la calle” me explicó Ana, pero cuando llegaron los simpatizantes del gobierno, cerraron la calle y pusieron varios parlantes para contrarrestar la marcha de los autoconvocados. 

Después de un rato de recibir constantes provocaciones, los empezaron a ser atacados, “viejos de cuarenta años, comenzaron a golpear a las chavalas” recuerda Luis. 

Muchos estudiantes salieron huyendo del lugar, Ana junto a unos compañeros, intentaron entrar al Hospital Heodra pero Sonia Castro les dijo que ese no era su hospital, que se salieran. “Ese es mi hospital, ahí recibo clases” le refutó Ana, visiblemente enojada. 

La ciudad universitaria apoyó a sus estudiantes 


Después de la agresión que se dio en León, la noticia corrió como pólvora en una ciudad en la que la mayoría se conocen, “ese día se armó. La gente se dio cuenta que tocaron a los estudiantes”, relata Ana. 

Ana Valle estudiantes de Medicina en la UNAN. Foto: Oscar Sánchez / Maje

La represión aumentó y se puso peor, los jóvenes y parte de la población comenzaron a levantar barricadas, “nos defendíamos con piedras y morteros”, señaló la joven. La Policía Nacional empezó a llevarse a los estudiantes presos.  

Ese día Ana junto a unos compañeros de su carrera se quedaron cerca de los enfrentamientos para intentar atender a los heridos, “tomamos las mochilas, los llenamos de insumos médicos y comenzamos a atender”, narra. 

Fosas comunes y cárceles clandestinas, el lado oscuro de las protestas en Nicaragua

Una persona dueña de un salón de belleza, miró a los jóvenes y les abrió sus puertas para que pusieran un puesto médico, así lograron atender a un aproximado de 12 personas, porque no los estaban atendiendo en el Hospital de León. 


“No toquen a los estudiantes” 


Después de varios días de protestas la gente empezó a reconocerlos, en una ocasión Luis Quiroz y Byron Estrada, estudiante de Odontología, abordaron un bus para a reunirse con otros compañeros

Mientras iban en el bus, dos señoras simpatizantes al partido de gobierno FSLN los insultaron, una le dijo a la otra que “esos eran los ladrones, los que habían quemado el CUUN, y que no agradecían lo que el gobierno les daba”. 

Después de unos minutos soportando las calumnias de las señoras, Byron le dijo a Luis que no la aguantaba más y le respondió a la señora. “Yo no soy ladrón, soy estudiante, a mí el gobierno no me da nada” dijo el joven de 23 años. 

La señora le respondió que dejaran al gobierno en paz, y enseguida la gente que se transportaba en el bus público comenzó a defender a los estudiantes. 

“(Señoras) son cómplices de asesinos”, “muchachos estamos con ustedes” gritaban en el bus, fue tanta la presión que las señoras tuvieron que bajarse y la gente empezó a celebrar, aplaudir y gritar consignas como “Nicaragua libre”, “¡Viva León jodido!”.  

 

El rugido de la comunidad de León 


Desde que comenzaron las protestas, todos estuvieron de acuerdo con que el movimiento se llamara, Movimiento 19 de Abril, sabían que no era algo propio, pero sintieron que la simbología del nombre los podía ayudar. 

“Somos parte de una lucha”, me dijo Luis, por eso entendieron que debían llamarse así. Como movimiento tienen representantes de cada facultad de la UNAN León, y entre todos eligieron a Francisco Martínez, estudiante de Medicina, para que los representara en el Diálogo Nacional.

Tienen dos ideas fundamentales, la primera es que Daniel Ortega y Rosario Murillo deben abandonar el poder y la segunda es que su universidad debe tener autonomía política. 

Piensan en una salida a la crisis a través de elecciones, con cambios en las instituciones del Estado como el Consejo Supremo Electoral (CSE), además de eliminar la reelección. 

Creen que después de todo lo que ha sucedido en Nicaragua se debe crear un nuevo partido político, puesto que no confían en los partidos que ya existen en el país. 

Nicaragua gana 12-2 según el marcador en la OEA

Las protestas en todo el país comenzaron desde el 19 de abril. Foto: Cortesía / Maje

 

En León “no podemos andar en las calles”


La ciudad universitaria, según los estudiantes, se mantiene en un estado de sitio que empieza a las dos de la tarde, los negocios cierran, las personas se quedan resguardadas en sus casas. 

“No podemos andar en las calles, si sos chavalo te apresan”, relata Byron Estrada. 

Además denunciaron que en Sutiaba, las personas afines al gobierno delataron a los jóvenes que hicieron barricadas, “ahora irrumpen en las casas y se los llevan”, concluye el estudiante de Odontología en León. 


Próximas actividades 


El Movimiento 19 de Abril León está coordinado con las actividades en Managua, así que en los próximos días harán marchas. La primera será el día de hoy, sumándose a la marcha nacional “Juntos somos un volcán”, se unirán al paro nacional e intentarán hacer una caravana el día sábado, que involucre a varios departamentos de Occidente. 
 

Notas Relacionadas

La navidad roja de Nicaragua

Una denuncia realizada por la comunidad de los indígenas en contra del gobierno sandinista, se convirtió en una navidad roja.