El dolor de la muerte en Carazo

Cortesía /Maje
Los rostros de algunos de los jóvenes asesinados en Jinotepe, Carazo durante este fin de semana. Los obispos de la CEN intentaron mediar en este departamento, pero fueron insultados por simpatizantes del gobierno.

Nicaragua vivió este fin de semana uno de sus peores momentos en medio de esta crisis, las personas que estaban ubicadas en los tranques de Jinotepe, Carazo, sufrieron ataques, que dejó por lo menos 12 personas muertas, según organismos de derechos humanos. 

En estas cifras hay un antimotín y un Policía asesinado en esta ola de violencia, que solo ha dejado dolor a las familias nicaragüenses. 

Grupos afines al gobierno agreden a los obispos en Carazo

En las redes sociales hemos podido conocer un poco más de quiénes eran los jóvenes asesinados por grupos parapoliciales, todos eran de Jinotepe.

Operación limpieza en Carazo. Foto: Cortesía / Maje


Luis Acevedo 


El joven tenía 29 años, su rostro se hizo viral en las redes sociales porque compartía videos predicando versículos de la Biblia. 

Este joven era profesor de Inglés y cuando tenía la oportunidad trabajaba como traductor, dejó dos hijas y un niño en la orfandad. 
De perfil Luis Acevedo tenía una foto con un fondo azul y blanco que decía “Jinotepe Presente”, esa fue la última foto que el joven eligió de perfil. 

Según las descripciones publicadas en redes sociales de las personas que lo conocían, Luis era un muchacho alegre, que se mantenía riendo y siendo positivo ante la vida. 

 •José González: “No podemos liderar un país, el pueblo debe buscar sus propios líderes”


Carlos Alejandro Ochoa


Otros de las personas que se sumó a las muertes en Jinotepe fue el joven Carlos Ochoa, una de sus pasiones era cocinar. Su muro de Facebook está lleno de publicaciones de enamorado y fotos  de viajes,  al joven le gustaba viajar a playas nicaragüenses. 

Participó en una banda del Instituto Nacional Juan José Rodriguez, un colegio de secundaria en Jinotepe. 

Foto: Tomada de Facebook / Maje


José María Campos 


Era un joven que le gustaba usar perforaciones en las orejas, y gorras; también fue víctima de la violencia desatada en Jinotepe, durante la operación limpieza realizada por el gobierno, con el propósito de quitar los tranques. 


Faber Antonio López Vivas


Faber López era miembro de la Policía Nacional, había recibido cursos para trabajar con la brigada especial de antimotines. Según su mamá Fátima,  el joven quería salir de la Policía porque no le gusta la labor que está realizando esta institución en el país. 

Jóvenes que deciden irse de Nicaragua

Movilización de fuerzas armadas en Carazo. Foto: Cortesía / Maje

De hecho su mamá contó que Faber López, estuvo fuera de su trabajo durante 15 días, pero lo llamaron desde la Policía Nacional para amenazarlo y decirle que debía regresar. 

"Él había pedido la baja pero le dijeron que si se iba mataban a su familia", dijo la mamá de Faber López a 100 % Noticias.

Fueron alrededor de 12 muertes, pero hasta ahora no se maneja información concreta sobre el total de los jóvenes asesinados. 
 

Notas Relacionadas

Amigas, emprendedoras y estudiantes

Estas jóvenes decidieron emprender con una tienda digital que vende bralette y otros productos para damas.

Elsa Valle denuncia maltrato policial

La universitaria Elsa Valle denunció que ella y su hermana fueron víctimas de maltrato policial tras haber sido ser capturadas en los Juzgados de M...