Edwin Carcache: “Me sentí como reportero de guerra y soldado a la vez”

Cortesía /Maje
Edwin, el estudiante de la Coalición Universitaria que siempre lleva un sombrero azul y blanco, nos habló de su vida y sueños a futuro.

Edwin Carcache es un joven de 27 años, estudia su segunda carrera en la Universidad del Valle, es carismático, sociable, antes le gustaba salir con sus amigos  a los karaokes y sobre todo, jugar al futbol. 

En las marchas lo identifican como “el estudiante del sombrerito azul y blanco”; inició la lucha contra el Gobierno desde el primer día que los estudiantes se levantaron en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI). 

Apoya al FC Barcelona y Argentina, pero durante este Mundial de Rusia 2018, no ha disfrutado de los partidos, porque siente que es una falta de respeto.

Edwin nació en Managua, es el mayor de tres hermanos, lleva el nombre de su padre. Hace un año este joven se convirtió en papá.

#ELCHAT | El realismo mágico de macondo en Monimbó

Estudió durante su primaria y secundaria en un colegio cristiano católico, siempre fue un niño muy hablador, pero sin descuidar sus tareas. 

Edwin sueña con viajar a España y ver un partido de futbol. Foto: Cortesía / Maje

Edwin, durante la secundaria se encargaba de organizar las fiestas, los actos culturales, de hecho fue elegido como rey de sección en un par de ocasiones, pero siempre quedó en segundo lugar, “andaba en toda masa desde pequeño”, me dijo Edwin entre risas. 

El joven pensaba terminar su segunda carrera, conseguir una beca para estudiar en Europa, regresar a Nicaragua y poner un negocio; después de darse cuenta que sería  padre, comenzó a trabajar y estudiar al mismo tiempo, hasta que el 19 de abril llegó a la UNI. 


El sombrero azul y blanco de Edwin 


A Edwin se le reconoce fácilmente por usar un sombrero azul y blanco en las marchas, plantones, entrevistas  e incluso las veces que se la ha podido ver en el Diálogo Nacional. 

El sombrero de Edwin es una herencia de su infancia, cuando a los once años decidió integrarse al grupo Lobato de los scouts. 

Históricamente los Lobatos son identificados con un sombrero que tiene el emblema de un lobo en la parte delantera. Los Lobatos son un grupo de los scouts dirigidos a niños de entre ocho y 11 años, ahí aprendió a trabajar en equipo, tener disciplina; así comenzó a crear conciencia sobre las problemáticas sociales del país. De los scouts salió cuando tenía 18 años. 

Harley Morales: “No permitiremos que la nueva Nicaragua sea gobernada por un partido tradicional”

Edwin junto a los demás estudiantes de la Coalición Universitaria. Foto: Tomada de Facebook  / Maje

De los scouts Edwin recuerda “las dinámicas, los cantos, el trabajo social”, comentó, lo que más lo marcó fue ver personas que se comprometían con la sociedad, “por eso considero que la función social es importante”, añade Edwin. 

A nivel personal esa experiencia según Edwin, le dio habilidades físicas, pero sobre todo le ayudó a ser mejor persona. 


De comunicador a estudiante de Administración de Empresas 


Edwin estudió en la Universidad Centroamericana (UCA) la carrera de Comunicación Social, porque le gustaba hablar en público, las redes sociales y los blogs en internet. 

“Siempre me gustó el asunto de ser sociable, aunque en las matemáticas nunca me fue mal”, me comentó Edwin. 

En la universidad participaba en todos los eventos, le hablaba a mucha gente, formaba parte de la pastoral y participó en un programa de liderazgo Latinoamericano con el que viajó a El Salvador. 

“Me conocía todo el mundo”, narró Edwin, sobre todo en los primeros años, luego la universidad le sirvió para ser crítico, “me permitió abrir los ojos, esa primera carrera fue un  vaso vacío que se fue llenando de agua y llegó a su límite”, me explicó el estudiante. 

Edwin durante el pre-escolar. Foto: Cortesía / Maje

Cuando salió de la universidad y comenzó a buscar trabajo, se dio cuenta del panorama político que tenía Nicaragua, la mayoría de los medios de comunicación pertenecían a la familia gobernante. Según Edwin, si quería ejercer su carrera lo tenía que hacer con un carnet de militante del Frente Sandinista de Liberación Sandinista (FSLN) y  decir solo cosas buenas del gobierno, por lo que decidió estudiar una segunda carrera. 

“Tuve que buscar otra alternativa, porque no hay espacios donde podás desempeñar tu vocación libremente”, añadió.

 Hace dos años Edwin comenzó a estudiar Administración de Empresas en la Universidad del Valle; en esta carrera, hasta el día en que estalló la crisis se sentía bien, la única dificultad era ajustar su tiempo para el trabajo y las clases. 

Meseni, ONU y Unión Europea durante la primera semana en Nicaragua

A pesar que le gusta su segunda carrera, Edwin siempre ha tenido una inclinación por la comunicación, eso es lo que realmente lo mueve, pero recalca que para eso “me gustaría tener una Nicaragua donde los medios estatales le pertenezcan al pueblo”, me dijo muy convencido el joven. 


“Reportero de guerra y soldado”


Edwin inició en las protestas desde el 19 de abril, día que los estudiantes de la UNI comenzaron a protestar. 

Ese día se enfrentó por primera vez con la represión, llegaron los antimotines y los policías para intentar sacarlos del recinto, cuando los estudiantes no lograron resistir más tiempo, tuvieron que huir, algunos a Catedral, otros buscaron casas de seguridad.

Cuando entraron los policías, Edwin corrió hasta Plaza España intentado huir, ahí se organizó con un grupo de chavalos para volver a la UNI, porque había gente encerrada en la universidad, pero no lograron entrar, eran balas contra piedras, así que decidieron retirarse y reanudar la lucha en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli). 

Desde entonces pasó momentos críticos en la lucha, él era de los que organizaba las barricadas, “en ese momento no quería meterme a decidir, en ese momento quería tirar piedras”, me dijo Edwin. 

Fue pasando el tiempo y Edwin se volvió un referente en la lucha de la Upoli, él se encargaba de comunicarse con los periodistas, daba las estadísticas de cuántos heridos o muertos tenían en la universidad. 

“Yo me sentía un soldado y un reportero de guerra. Cada vez las cifras aumentaban, era algo escalofriante”, comentó el joven. 
Dormía en los pisos de la Upoli, comía de lo que las personas les llevaban, se encargaba de pedir ayuda y  de hablar con la Iglesia cuando era necesario mediar. 

Con tantas muertes y heridos, Edwin dejó de dormir bien, ya en ese momento tenía sed de justicia “yo me imaginaba a Daniel Ortega en un calabozo”. 

Un peligro ser joven en Nicaragua
 

Protestas en Nicaragua. Foto: Oscar Sánchez / Maje


Lo que Edwin le contará a sus nietos 


El  23 Abril de 2018, se realizó la primera marcha multitudinaria de estas protestas en Nicaragua, fue convocada por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), llegó hasta la UPOLI, donde estaban atrincherados los estudiantes.

Edwin estaba dentro de la universidad, cuando miró un mar de gente con banderas azul y blanco, en ese momento ya había decidido entregarse a la causa, y la marcha solo les ayudó a saber que estaban haciendo las cosas bien. 

“Cuando miré a la gente frente de la universidad,  caí de rodillas, yo no paraba de llorar”, me contó Edwin, ese día lo marcó para siempre, “es lo que le contaré a mis nietos”. 

Marcha hacia la UPOLI. Foto: Cortesía / Maje


¿Cómo se unió a la Coalición Universitaria? 


El tiempo que los estudiantes estuvieron atrincherados en la Upoli, algunos medios de comunicación nacionales, comenzaron a desacreditar la lucha de los estudiantes, “mataban a alguien cerca de la UPOLI, y decían que eran los estudiantes”, comentó Edwin.

Por eso entendió que la lucha necesitaba una visión más técnica, tenían que organizarse mejor, “primero pensé estos  por qué vienen a meterse (a la Upoli) si no han hecho nada”, cuando llegaron jóvenes de otros movimientos, me confesó Edwin, pero necesitaban combatir la campaña de desprestigio hacia la causa, “como en el caso del Viper,  que ese no sé ni de dónde salió”, me dijo Edwin. 

Repliegue táctico a Masaya, la marcha silenciosa masacrada por Somoza

Así nació la Coalición Universitaria, para unir distintos movimientos en varias universidades, los estudiantes sabían que debían estar en el Diálogo Nacional “consideramos este espacio importante para seguir luchando”, concluyó el joven. 

En algún momento durante las protestas, pensó en que cuando todo esto termine, se irá a vivir a Monimbó, porque esa gente los apoyó desde el principio.

Notas Relacionadas

Elsa Valle denuncia maltrato policial

La universitaria Elsa Valle denunció que ella y su hermana fueron víctimas de maltrato policial tras haber sido ser capturadas en los Juzgados de M...

Así fue la captura de Elsa Valle y su hermana los juzgados de Managua

Elsa Valle fue capturada junto a su hermana menor mientras se encontraban en el portón trasero del Complejo Judicial de Managua.