“La lucha es inclusiva o no será”

Foto: Cortesía / Maje
Desde barricadas hasta en las redes sociales han participado las mujeres y la comunicad LGBTIQ.

El reloj marcaba las 5:00 de la tarde, Javier Hernández ya estaba listo para salir de su trabajo. Ante la crisis que vive el país una compañera de la oficina le ofreció llevarlo a casa en su vehículo.

“Mi compañera de trabajo que vive en Villa Libertad me dio raid, en esos días, apenas estaban comenzando a poner los tranques en el sector del Iván Montenegro y del Conchita Palacios, ella decidió irse por dentro de las colinas a salir a Jardines de Veracruz”, narró.

Javier Hernández en una protestas pacífica Foto: Tomada de Facebook / Maje

Los obstáculos en las vías no dejaron pasar a Javier y a su compañera, así que se bajó en la entrada de Jardines de Veracruz y caminó unas 7 cuadras para llegar a su casa.

Obispos: Diálogo Nacional se reanuda

“Ese día estaba lloviendo, no tan fuerte pero brisó. Iba caminado de manera apresurada, porque sabía que en esa zona no era nada seguro y menos si andás solo”, comentó.

Mientras Javier caminaba, salieron de una cuadra tres muchachos, él los describe con una edad de 26 años. 

Marcha LGBTIQ Foto: Cortesía / Maje

“Ellos iban dándose bromas, al principio no le tomé importancia, pensé que tal vez me gritarían maricón y yo seguiría caminando, hasta que me rodearon y empezaron a empujar”, añadió.

A Javier lo jalaron del  cabello, le quitaron sus lentes e iniciaron a tocarle las piernas, seguido de ruidos sexuales en forma de burla.

“Me decían cosas como ¡maricón, eso te gusta, no nos aguantás a los tres! Permanecí quieto mientras ocurría y luego se fueron como si nada”, narró.

Después de que los tipos se fueron Javier corrió asustado hacía su casa.

A pesar de esta traumática experiencia Javier Hernández continúa participando en protestas y donando artículos de primera necesidad a los jóvenes que están atrincherados. 

“Aprendí a hacer bombas molotov” 

Javier ha estado activo desde el 20 de abril, día en que se convocó a un plantón en Camino de Oriente. Desde esa fecha ha asistido a unas seis protestas. 

•  Lo que se dice sobre el paro nacional

Cuando la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), se encontraba atrincherada por los estudiantes, Javier y su prima se organizaron con algunos familiares para llevarles víveres. 

Marcha LGBTIQ Foto: Cortesía / Maje

Cuando Javier entregaba los víveres, la Upoli fue atacada por personas afines al gobierno. “Tuvimos que tirar piedras para defendernos, aprendí a hacer bombas molotv y ahora mantengo contactos con algunos de los muchachos que se encontraban atrincherados”, comentó.

“La lucha es inclusiva o no será”, añadió. 

La participación de las mujeres 

A pesar de que Gabriela Arana, estudiante de Inglés, no ha podido estar desde una barricada, su participación ha sido en las redes sociales, donde denuncia "los atropellos del gobierno".

Foto: Tomada de Facebook / Maje

“Cada vez más mujeres estamos generando contenido crítico, con fundamentos que son considerados por los demás. La participación de la mujer en la lucha en cuanto al uso de las redes ha incrementado”, dijo Gabriela Arana.

Según una herramienta de mediación de estadísticas en Twitter la etiqueta #GritoPorNicaragua originó 333 mil tweets, 73% Nicaragüenses y un 60% de participación femenina.

Por otro lado hay mujeres atrincheradas en la Universidad Autónoma de Nicaragua (UNAN – Managua) y la Universidad Nacional Agraria (UNA), de igual manera hay mujeres en los tranques y en las barricadas, sobre todo las mujeres de Masaya quienes les han mandado mensajes al comisionado Avellán.

Estudiantes, campesinos, sociedad civil, comunidad LGTB, iglesia, hombres y mujeres se han unido. Ellos han luchado por la misma causa, la cual es ver a Nicaragua libre. 

•  Anuncian paro nacional de 24 horas en Nicaragua

“Creo que la participación de la comunidad LGBTIQ ha sido como la de cualquier ciudadano. Muchas personas activistas desde sus esferas de poder están haciendo más visible el hecho de que la lucha es conjunta,  así que si no hay religiones,  partidos políticos ni ideologías, tampoco el ser lesbiana, trans u homosexual debe ser motivo para estar fuera de la causa”, finalizó Gabriela Arana.

Notas Relacionadas

La vez que Rosario Murillo acudió al Cenidh

Tras 20 años de la visita de Rosario Murillo al Cenidh, diputados del gobierno sandinista le quitan la personería jurídica al organismo de derechos...

Cuatro ONGs afectadas por el gobierno sandinista

Durante la represión en Nicaragua que empezó desde abril, muchas Organizaciones sin Fines de Lucro denunciaron las violaciones a derechos humanos, ...