Así fue el paro nacional de 1978 en Nicaragua

Guerra de 1979. Foto: Koen Wessing / Maje
Nicaragua ya vivió un paro nacional en 1978, te contamos cómo fue la situación en esa época.

Cada vez hay más inquietud en Nicaragua por la situación que se vive desde el 18 de abril, hay personas que consideran el paro nacional como solución a la crisis. De darse, no sería la primera vez que sucede esto en el país. 

En 1978 hubo un paro nacional que duró 28 días, dejó al país con desabastecimiento de los principales productos, y significó un retroceso de casi tres décadas en cuestiones económicas. 

• ¿Cómo prepararse para un paro nacional?

Para contextualizar mejor la situación que llevó a los nicaragüenses a decidirse por un paro, les explicaré qué sucedía en el país. 
La Guardia Nacional comandada por Somoza Debayle había reprimido las protestas de la población, estudiantes fueron asesinados, en ese momento había un grupo armado que pretendía derrotar a Somoza, era el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). 

Guerra de 1979 en Nicaragua. Foto: Univisión / Maje


Uno de los detonantes del paro 

El 10 de enero de 1978, en Managua sucede una tragedia, el asesinato del periodista Pedro Joaquín Chamorro, uno de los principales opositores de la dictadura de Somoza Debayle. 

Nicaragua sufre una convulsión política, se produce un descontento generalizado en la población. Miles de personas acompañaron el entierro del periodista, pero la Guardia Nacional reprimió a la población. 

Eso fue un detonante para que la población tomara decisiones, el paro nacional fue dándose de manera escalonada, comenzaron los trabajadores de la salud el 15 de enero de 1978, según cuenta Mónica Baltodano en “Memorias de una Lucha”. 

• La UCA, “en todo amar y servir”

Campesinos hacen tranques en todo el país. Foto: Orlando Valenzuela / Maje

De acuerdo a los reportes que recoge El Nuevo Diario, durante el sábado dos de junio los nicaragüenses sabían que habría paro, así que comenzaron a surtirse de alimentos. 

El domingo 3 de junio la población amanece sin los medios radiales de comunicación, pero siguen circulando algunos periódicos como El Pueblo, El Centroamericano, Novedades y La Prensa. 


Inicia el paro nacional 

El lunes cuatro de junio inicia el paro nacional. En Managua no hay circulación de vehículos, la mayoría de las gasolineras están cerradas, los negocios de entretenimientos tienen pocos clientes.

De acuerdo al economista Luis Gustavo Murillo, uno de los errores de Somoza, fue acumular riquezas excluyendo al sector privado, por eso las empresas se unieron al paro. Somoza también se equivocó reprimiendo al pueblo, eso provocó que la gente apoyara el paro, concluye Murillo. 

Calles de Nicaragua durante la guerra. Cortesía / Maje

Después del paro nacional, comenzó la parte armada", cuenta Murillo. De hecho el jueves siete de junio, los sandinista entraron a Ocotal y se tomaron varios barrios de la ciudad, según reportes de El Nuevo Diario. 

Para el sábado siete de junio, los enfrentamientos llegan a Managua, algunos barrios como El Riguero, la Centroamérica, Rubenia, se llenan de barricadas. 

• ¿Qué hacer en medio de un tiroteo?

El paro nacional,  generó un problema bastante serio, dijo el economista Luis Gustavo Murillo. 

En el año de 1977 Nicaragua venía de tener un gran crecimiento económico, “fue uno de los mayores crecimientos que nosotros hemos tenido”, señala el economista, pero producto de esta situación política, el país  retrocedió muchas décadas, “por lo menos dos o tres décadas” concluyó. 

Los protestantes reciben ayuda de la población. Cortesía / Maje

Murillo me comentó que si en ese momento, el sector privado no hubiera apoyado el paro, entonces Somoza no se hubiera dado. 

Las experiencias de un paro nacional 


Existen dos realidades de las personas que vivieron el paro nacional, una es la de Juana Francisca Reyes de 64 años, quien tenía 24 años e hijos a quienes darles de comer durante el paro nacional. 

Juana comentó que el paro nacional fue una situación que nadie esperaba. Ella era comerciante, vendía golosinas en Managua, pero con el paro nacional los productos se escasearon,  por lo que no tenía qué darle de comer a sus hijos, en muchas ocasiones optó por darles agua con azúcar para calmarles el hambre. 

Usualmente “no encontrabas tortilla ni leche” comentó Juana, quien además cuenta que las personas que tenían productos para comer,  fue porque reunieron dinero o saqueaban los negocios. 

Benjamín Castillo de 77 años por el contrario, no pasó tan mal el tiempo del paro nacional, puesto que tenía ahorros para sobrellevar la crisis. Benjamín era gerente de una empresa de cine, a ellos les avisaron días antes sobre el paro nacional. 

Los empleados de la empresa, durante la primera quincena recibieron su salario, pero no pudieron seguir con los pagos, porque la empresa dejó de tener ingresos,  así que los trabajadores se quedaron sin salario. 

En Managua no había comida, por lo que Benjamín conseguía comida en los departamentos que se caracterizaban por ser agricultores como el caso de Masaya o Ticuantepe. 

Luego de varios días sin salarios, con poca comida, fueron los empleados quienes pidieron volver a trabajar, porque necesitaban el sustento de los trabajos, me explicó Benjamín. 

Con respecto a la idea de un paro nacional, Juana no está de acuerdo en realizarlo actualmente, porque es muy duro y considera que la economía de Nicaragua no puede aguantar una situación así, en el caso de Benjamín, cree que un paro nacional hace más daño a las empresas que al gobierno. 
 


28 días después 

El paro nacional duró  28 días. Lo que sucedió fue que hubo una interrupción de todo el flujo comercial, las principales ciudades estaban  desabastecidas y se generó un proceso inflacionario, es decir, “un aumento sostenido y generalizado en el nivel general de precios”, cita el diario internacional La Nación. 

• #Elchat | “Las madres nicaragüenses no tenemos nada que celebrar”

Esto provocó un proceso de desabastecimiento, como en determinado momento lo podemos llegar a tener, me dijo Murillo. 

La lucha fue reforzada por los estudiantes de varias universidades y colegios del país, que un 29 de junio lanzaron una huelga nacional que detuvo el funcionamiento de los colegios y los estudiantes se tomaron algunas iglesias del país. 

Marcha de las madres durante el 30 de mayo. Foto: Brayam Martínez / Maje

El lunes dos de julio terminó el paro nacional, según reportes del diario El País de esa época. “Los empresarios nicaragüenses han abandonado su participación en la huelga general iniciada por ellos en demanda de la salida del dictador Anastasio Somoza del poder”, se leía en el diario español. 


El grupo de “Los Doce”

Para aumentar la presión contra el gobierno de Somoza, el cinco de julio llegó a Nicaragua “El Grupo de los Doce”. Un grupo de intelectuales, sacerdotes, periodistas, empresarios, que dieron su respaldo a la lucha del FSLN, explica en “Memorias de un Ciudadano”, el doctor Carlos Tünnermann Bernheim, miembro de los doce. 

La consigna con la que entraron “Los Doce” fue con  “La dictadura es un cadáver, venimos a su entierro”, según “Memorias de una Lucha” de Mónica Baltodano. 

• Nicaragua| Medidas de seguridad personal

Esto produjo una gran agitación en Nicaragua, y el paro nacional sumado a la lucha armada, ayudó al triunfo de la revolución en 1978, “fue duro pero en ese momento fue necesario para calmar la situación”, comentó el economista Luis Gustavo Murillo. 

Murillo me explicó que se generaron problemas políticos, represión, hasta que llegó la guerra, y la destitución por la fuerza de Somoza. 
 

Notas Relacionadas

Abogada Yonarqui Martínez es traslada al depósito junto a su carro

La abogada Martínez ha defendido a muchos de los manifestantes que fueron encarcelados a raíz de las protestas contra el Gobierno.

Manifestante que está en la lista de Alianza Cívica, declarado culpable

A pesar de ser parte de la lista de presos por liberar que tiene la Alianza Cívica, el joven fue declarado culpable de “robo agravado”.