La marcha azul y blanco que se manchó de rojo

Muertes, zozobra y llanto, así estuvo el Día de las Madres en Nicaragua.

Un 30 de mayo que pasará a la historia de Nicaragua; ese miércoles había un ambiente tenso en Managua, dos convocatorias se habían realizado, la primera de la sociedad civil en solidaridad con las madres que perdieron a sus hijos en las protestas de abril y mayo, la otra del Gobierno.

Desde la 1:00 de la tarde cientos de personas se movilizaron al sector de la rotonda Jean Paul Genie, la mayoría vestía de ropa oscura y portaban la bandera Azul y Blanco.

•  ¿Qué hacer si te arrestan?

Marcha en solidaridad con las madres, Foto: Bryam Martínez / Maje

Cuando llegué a las inmediaciones de la Rotonda Jean Paul Genie y me bajé del vehículo no logré ver el final de las personas que llegaron a la marcha, era un mar de gente; madres con sus bebés y niños, abuelas, jóvenes, personas en silla de ruedas, a todos los movilizaba un mismo sentimiento, mostrar la solidaridad con las madres nicaragüenses en su día.

Donde yo estaba sonaban los filarmónicos, la gente aplaudía, gritaban algunas consignas, el pueblo se sentía alegre, las calles no dieron abasto para tanta gente.

 

“La noche en llamas”

La marcha terminó en la Universidad Centroamericana (UCA); "un granito de arena, otro grano de arena, otro y otro…" así se puede describir la multitud que llegó hasta el final del recorrido.

•  #ELCHAT | “Las madres nicaragüenses no tenemos nada que celebrar”

El Himno Nacional sonó afuera del portón principal de la UCA, hasta ese momento parecía que todo transcurriría en calma. 

 

 

Varias detonaciones alertaron a los participantes de la marcha, el pánico se apoderó de los presentes, muchos salieron corriendo, otros buscaron refugio... otro ataque había iniciado.

Grupos de choques afines al Gobierno comenzaron a disparar y atacar a los presentes; el sector de la Universidad de Ingeniería (UNI) se convirtió otra vez en una zona de batalla.

Herido durante la marcha, Foto: Alejandro Sánchez / Maje

La noche se convirtió en llamas, dolor y sufrimiento, la marcha Azul y Blanco se tiñó con sangre de hermanos nicaragüenses.

•  Madelaine Caracas, la voz de Nicaragua en el mundo

Hasta el momento se registran 16 víctimas mortales como resultado de estos actos violentos, 8 de estas en la capital, cuatro en Estelí y 1 en Masaya. 

Al final yo logré salir de la zona de ataque. Desde entonces, más madres continúan llorando la pérdida de sus hijos.

Notas Relacionadas

#UNMAJEEDITAMAJE | Ceshia Ubau: he tenido que reinventarme como artista

La joven artista Ceshia Ubau estaba empezando su carrera musical en Nicaragua cuando iniciaron las protestas en el país, así que se vio obligada a ...

Levis Rugama, el joven escultor acusado de “terrorista”

El estudiante de Derecho en la UNAN-Managua, Levis Rugama fue capturado el 25 de agosto junto a los líderes estudiantiles en León.