¿Quién es Víctor Cuadras?

Cortesía /Maje
El joven Víctor ha sido uno de los voceros de la Coalición Universitaria, creada a raíz de las protestas en Nicaragua.

Hasta hace 28 días, Víctor Agustín Cuadras estaba trabajando en una zona franca, su vida a pesar de ser siempre un joven inquieto, transcurría en la “normalidad”. 

Víctor se encargaba de supervisar una línea de producción, es decir, miraba cuestiones de calidad y productividad de una empresa colombiana. 

• #Elchat | dos generaciones diferentes: del fusil a las redes sociales

El joven tiene 25 años, estudia la carrera de Ingeniería Química en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI). Su carrera está guiada a convertir la materia prima en productos con más valor, es decir, involucra la biología, física y matemática. 

Además de los estudios relacionados a su carrera, Víctor es un aficionado a los libros, de hecho debido a la crisis que está viviendo actualmente en el país, el joven decidió leer al escritor polaco Zygmunt Bauman

Un escritor que falleció el año pasado. Bauman escribía sobre temas políticos como qué significa socialismo, las clases sociales, además de criticar formas de vida actual. Algunos de sus libros son: “Vida de consumo” (2007), “Pensando sociológicamente” (1990). 

• ¿De qué están escribiendo los jóvenes nicas?

Además de este tipo de literatura, Víctor es aficionado del libro “Las palabras del árbol” de la escritora mexicana Elena Poniatowska. En el escrito se hace un recuento de las reacciones frente a la miseria, la moral y  las injusticias sociales. 

“Me interesé desde muy pequeño por la lectura, que me fue abriendo más la visión del mundo en el que vivo”, me dijo el estudiante que es parte de las protestas. 

Víctor es aparentemente una persona seria cuando tiene que serlo y alegre en confianza. Cuando comencé a conversar con él, estaba un poco a la defensiva, después de estos días de protesta, los nervios están más a flor de piel.

 

 

Tenía la cara totalmente tapada, solo pude apreciar sus ojos. Una vez que pudimos entablar una conversación, logré hablar con un muchacho que defendía sus puntos a más no poder, moviendo sus manos y juntando las cejas para dar seriedad al asunto. 

Cuando fue necesario, hizo un par de bromas, hasta se levantó la pañoleta de la boca  para mostrar su sonrisa. 


Sus orígenes 

Los padres de Víctor nacieron en diferentes departamentos. Su papá es de Juigalpa, Chontales, su mamá es de Masaya. El joven nació exactamente en Monimbó, “mi piel y mi rostro lo dicen”, expresó. 

Víctor creció escuchando historias sobre el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), su padre participó en el ejército sandinista, de hecho es un lisiado de guerra y se retiró de la institución en 1989. 

"Meterse con Monimbó fue como entrar a la boca del lobo"

Después del triunfo de doña Violeta Chamorro en 1990, su padre no pudo encontrar trabajo de manera formal, así que decidió dedicarse a ser electricista residencial, estuvo más de quince año en ese trabajo. 

“Desde muy pequeño estuve en contacto con la desigualdades sociales y económicas”, confiesa Víctor. 

Jóvenes miembros de la Coalición Universitaria. Foto: Orlando Valenzuela / Maje

 

El detonante para unirse a la lucha 

Era un jueves relativamente normal. El 19 de abril, Víctor se fue como cada día a su trabajo, pero a medida avanzaba el día, conectado todo el tiempo a las redes sociales e internet estuvo viendo los videos de la represión. 

Una amiga que estaba dentro de la UNI, le empezó a enviar vídeos de lo que estaba sucediendo en la universidad. Víctor miró como los policías estaban atacando esta casa de estudios y quienes estaban dentro sentían miedo. 

• “En la Unan-Managua estamos estudiantes, no vagos”

Se sintió inútil, “por mucho tiempo critiqué a mi generación, porque pensaba que eran unos idiotas adormecidos”, me explicó, en ese momento, cuando por fin muchos se habían levantado no podía dejarlos solos. 

Así que habló con sus superiores y pidió permiso para salir más temprano del trabajo y se fue a la UNI. Ese fue el último día en el que tuvo todo estuvo “normal” en su vida. 

Después de eso Víctor acepta que no ha podido volver a la normalidad porque “Nicaragua me necesita”, me dijo el joven. 

Lo que ha vivido 

En la UNI vivió los momentos más críticos, se dio cuenta de la muerte de Álvaro Conrado en el lugar, además de ver a otras tres personas muertas. 

“No es lo mismo ver una situación desde tu casa, desde una computadora. Vivirlo te cambia la vida y te vuelve más comprometido con la lucha”, explicó. 

Según él, en la UNI miró morir a tres amigos. Los universitarios luchaban contra los policías y antimotines, “todos éramos amigos, estábamos ahí luchando juntos”, relató. 

• Datos qué debés saber sobre el diálogo nacional

Las peores partes para Víctor, era cuando herían a una persona y los policías se daban cuenta pero no paraban los disparos, así que lo único que podían hacer los jóvenes era “jalar el cuerpo y esconderlo”, mientras venía la ayuda de médicos. 


Sus influencias 

Víctor cree que él creció igual que muchos de nosotros, después de una generación que tuvo un sueño supremo de liberación, y de gobiernos neoliberales con escándalos de corrupción. 

Por lo tanto, estos ejemplos los tenemos que tomar para no repetir la historia, “somos una generación que tiene interés en construir un futuro no solo con estados en Facebook, sino que quiere cambios profundos en la política”, concluye Víctor. 
 

Notas Relacionadas

Capturan a José González, estudiante de la Universidad Agraria

José González es miembro del Movimiento 19 de Abril de la UNA y participó en el Diálogo Nacional.

¿Murió Lady Vulgaraza?

Lady Vulgaraza no está muerta. La confusión se dio por la noticia del asesinato de una trabajadora sexual conocida como “Lady”.