Alejandro Lagos, el médico héroe de las protestas

Foto: Cortesía: Facebook/ Maje
Te contamos la historia de Alejandro Lagos, el médico que ha ayudado a muchos estudiantes que han resultado heridos en las protestas de abril.

A medida que las protestas avanzan, los estudiantes son heridos y asesinados. La principal demanda e inconformidad de la población nicaragüense es que se ha negado la atención médica a los jóvenes en los centros hospitalarios.

Fue el caso de Álvaro Conrado, de 15 años, quien falleció tras recibir un impacto de bala. El adolescente fue atacado cuando llevaba agua a los estudiantes de la UNI. El médico que lo evaluó una vez fallecido indicó que el menor pudo haber sobrevivido, si hubiese sido atendido en el primer centro hospitalario que fue llevado y del cual lo rechazaron.

•  Nicaragua: protestas estudiantiles en la historia

Pero en medio de la tensión, una publicación en redes sociales salió al rescate de los jóvenes heridos. Alejandro Lagos Espinoza, es médico cirujano que ofreció su ayuda a los estudiantes a través de Facebook.

Foto: Cortesía: Facebook/ Maje

“Yo soy médico, los chavalos están muriendo y están heridos, tengo que ayudar”, confesó el médico que proviene de una familia muy solidaria.

“Nadie me paga y ni le he pedido dinero a nadie, más bien los estudiantes me han apoyado con material de recolección periódica como: alcohol, gazas e hilos de sutura”, cuenta el doctor, quien tras publicar su ayuda recibió muchas llamadas y así fue como conoció el caso de Kevin Francisco Pineda, un joven de 21 años, que recibió un impacto de bala en su brazo.

“Lo tuvieron en el Hospital Alemán cinco días, solo lo limpiaron una vez y le volvieron a poner el yeso,  le dieron de alta sin haberle resuelto la fractura, me llamaron y lo atendí en su casa”, narró.

•  La tercera marcha multitudinaria en Nicaragua

Desde esa publicación, el 26 de abril, ha atendido a 12 estudiantes heridos. 

Lo solidario lo lleva en la sangre

Se graduó en la Universidad Autónoma de Puebla, en México, es médico cirujano, con máster en Salud Pública y Gerencia Hospitalaria.

Es de Managua y hoy está cumpliendo 61 años. 

Su disposición de ayudar a otros nació del ejemplo de sus padres. Su mamá era tortillera y su papá mecánico, sus padres siempre trataban de ayudar a las personas.

Joven atendido por Alejandro Lagos, Foto: Cortesía: Facebook/ Maje

De niño, perteneció a los Boy Scouts y fue voluntario de la Cruz Roja. Cuando él estaba en cuarto y quinto año de la secundaria, la física y la matemática no le eran problema, así que él y otros compañeros decidieron ayudar a los que tenían dificultad.

“Ahí se fue despertando un espíritu de ayuda, a parte que a mi papá le gustaba ayudarle a la gente sin cobrar, igual mi mamá le daba su tortilla con queso a quien podía. Mi familia era humilde pero muy abierta a la solidaridad con la gente”, expresó. 

La mentira que se convirtió en verdad 

En su graduación, un señor le comentó a sus padres que él era buen alumno y le preguntó al joven Alejando qué pretendía estudiar, “yo le dije que quería ser médico”.

•  Álvaro Gómez, el hijo del reconocido profesor de Monimbó

Luego contó que unos amigos dijeron que iban a Francia y España a estudiar medicina, y cuando le preguntaron a él respondió que iba a México pero hoy confiesa que eso“era mentira”.

Joven atendido por Alejandro Lagos, Foto: Cortesía: Facebook/ Maje

Don Alejandro inició sus estudios de Medicina en  la UNAN-LEÓN, él vivía en Sutiaba con un tío.

La casa era una choza muy pequeña, no había energía eléctrica y tenía que estudiar con una vela. Fue muy difícil para él estudiar en esas condiciones. Cuando visitaba a sus padres en Managua, trataba de trabajar con ellos para obtener dinero extra.

 Los héroes con batas blancas en las protestas de Managua

En una de sus visitas al taller donde trabaja su padre, llegó el doctor Carlos Sánchez Morales. Entre plática el papá del doctor Alejandro le comentó que su hijo estaba estudiando medicina en León y el doctor le ofreció ayuda para que el joven fuese a estudiar a México.

Joven atendido por Alejando Lagos, Foto: Cortesía: Facebook/ Maje

“El doctor Morales me dio 6 cheques de 100 dólares y me dijo que me fuera a México pero en ese entonces no le creí. Pensé que se había burlado de mí”, confesó. 

“Me puse a llorar y le dije a mi papá, es que el doctor Morales se burló de mí y me dio estos papeles para que me fuera a estudiar a México”, contó.

En ese momento don Alejandro pensó que el doctor Morales le jugó una broma, pero no fue así, lo cheques eran verdaderos. Fue así como se fue a México, Puebla y logró graduarse.

Joven atendido por Alejandro Lagos, Foto: Cortesía: Facebook/ Maje

Al regresar a Nicaragua trabajó en varios hospitales del país, fue director en el Hospital Bertha Calderón, Centro Nacional de Dermatología y en el Hospital Carlos Roberto Huembes.

El médico de 61 años cuenta que ha tenido varios trabajos pero que los ha perdido por el simple hecho de tener principios. Fue así como llegó a trabajar de manera independiente. 

El médico capitalino también apoya a ancianos y personas con dificultades económicas. 

Notas Relacionadas

Kysha López, la mujer transgénero acusada de financiar los tranques

La mujer transgénero Kysha López es acusada de financiar los tranques en Diriamba. En la cárcel ha sufrido discriminación por su orientación sexual.

Flavio David: “Mis seguidores en redes sociales me motivan a publicar más videos”

El creador del personaje “la Yasuri”, narró cómo ha sido el proceso de adaptación viviendo en otro país, además de sus planes en el mundo de la par...