Abril, un mes trágico en la historia de Nicaragua

Una vez más se repitió una escena trágica para los nicaragüenses en el mes de abril, aunque en distintos años.

Después de 64 años, las protestas iniciadas el 18 de abril en Nicaragua abrieron la herida al pueblo de Nicaragua una vez más. 

 En este mes de abril de 2018 se iniciaron protestas en rechazo a una reforma, ya derogada, al Instituto Nacional del Seguro Social (INSS) y eso desencadenó protestas que fueron atacadas por la Policía Nacional y como consecuencia de ello el pueblo se levantó y salió a las calles después de muchos años.

Quema de llanta en las protestas en contra a la reforma del INSS. Foto: Cortesía/ Maje

La muerte y el dolor que ha sacudido dramáticamente al pueblo nicaragüense en abril de este 2018, nos hizo recordar la muerte de 22 personas que luchaban por la libertad de Nicaragua en 1954 y otros acontecimientos que han marcado al país en este mes a lo largo de la historia. 

La reelección de Anastasio Somoza García 

Anastasio Somoza García estaba en el poder en 1950 cuando incumplió la ley que prohibía la reelección presidencial. Esto motivó uno de los primeros complot que se organizó en contra de Anastasio Somoza García.

“Meterse con Monimbó fue como entrar a la boca del lobo”

Foto: Cortesía: Nicolás López Maltez

Según la Constitución de 1950 en el artículo 186 la reelección era prohibida, de hecho prohibía que los parientes del presidente fueran elegidos para ser el próximo presidente.

El movimiento del 4 de abril 

Según el documento Amnistías No. 38, 39, 40 - Concedidas por Luis Somoza Debayle, de la biblioteca Enrique Bolaños, varios militares exiliados de Nicaragua junto con militares activos, que no estaban conforme con las decisiones de Anastasio Somoza García organizaron un golpe de estado. 

#Elchat | la radiografía de las protestas que nacieron en Managua

El domingo 4 de abril de 1954, el complot se ubicó en la carretera sur, ellos se dirigían hacia la mansión del ex presidente en Montelimar. Según el documento antes mencionado alguien reveló el plan y el grupo fue capturado.

Estudiantes protestas en las afueras de la UNI. Foto: Cortesía/ Maje

El complot tenía como objetivo secuestrar al presidente junto con sus hijos, uno de los que se dirigía a la mansión era Adolfo Báez Bone, él tenía la misión de dispararle al vehículo en el que se dirigía Somoza García.

El plan falló ya que alguien los traicionó.

Los universitarios salen a protestar y piden la destitución de UNEN 

Según el coronel Francisco Boza en “Memorias de un soldado”, la mayoría de los capturados fueron enviados a unos cafetales del departamento de Carazo, donde fueron ejecutados y torturados, algunos los dejaron vivos y los enviaron a la cárcel de la Loma de Tiscapa. 

Luego fueron juzgados en un Consejo de Guerra y los que fueron ejecutados fueron quemados y sepultados en la misma fosa. 

Según el documento “Historias Militar Reciente Siglo XX” del Ejército de Nicaragua, el 4 de abril de 1954 murieron: Adolfo Báez Bone, Amado Soler, Rafael Praslin, José María Tercero, Antonio Velásquez, Francisco Madrigal, Guillermo Gutiérrez, Humberto Ruíz, Agustín Alfaro, Luis Gabuardi, Luis Báez Bone, Optaciano Morazán, Juan Martínez Reyes, Edgard Gutiérrez, Carlos Ulises Gómez, Ernesto Peralta, Francisco Caldera, Francisco Granillo, Pedro José Reyes, Manrique Umaña, Juan Ruiz y Pablo Leal.

¿Quién es Adolfo Báez Bone?

 Fue uno de los mártires que participó en el movimiento 4 de abril, según un medio local Adolfo y su hermano Luis Báez Bone crecieron en Jinotepe junto con otras hermanas. 

¿Quién es Víctor Tirado?

Sus padres eran Luis Felipe Báez Gilkry y Rebeca Bone. Adolfo se graduó de oficial en la Escuela Politécnica de Guatemala. 
El poeta nicaragüense, Ernesto Cardenal escribió el poema “Epitafio” para la tumba de Adolfo Báez Bone. 

Foto: Cortesía: Enrique Sáenz/ Maje

"Te mataron y no nos dijeron donde enterraron tu cuerpo, pero desde entonces todo el territorio nacional es tu sepulcro; o más bien: en cada palmo del territorio nacional en que no está tu cuerpo, tú resucitaste.

¡Creyeron que te mataban con una orden de fuego! Creyeron que te enterraban y lo que hacían era sembrar una semilla".

Ernesto Cardenal.

Notas Relacionadas

Ana Laura, la primera ciclista mujer en representar a Nicaragua en 32 años

Aunque sus inicios en el ciclismo no fueron planeados, Ana Laura se ha convertido en un ejemplo para esa mujeres que quieren practicar este deporte.

¿Dónde queda Esuatini, el nuevo país amigo de Nicaragua?

Tras establecer relaciones diplomáticas con nuestro país muchos quieren conocer el origen del muy poco conocido Reino de Esuatini