¿Cómo era la mujer a la que Hitler amó?

Cortesía /Maje
Un día como hoy el Führe contrajo matrimonio con Eva Braun.

De Adolf Hitler, el dictador alemán del que se conocen muchas historias, la mayoría relacionadas a las matanzas que organizó, que dieron un total de seis millones de judíos muertos. 

Pero un alma tan perversa como la del Führe, no es del todo negra, Hitler tuvo su parte romántica, tanto que llegó a contraer matrimonio con la mujer que amó. 

Upoli, la ciudadela donde no se conocen pero son una familia

Fue un 29 de abril de 1945 que Eva Braun contrajo matrimonio con Adolfo Hitler, ella era la fotógrafa personal del dictador. 

Eva Braun. Cortesía/Maje


¿Cómo era Eva Braun? 


Según como el propio Hitler la definió Eva no era una mujer muy inteligente, pero era atlética, era bonita, siendo la belleza relativa. 

Le gustaba organizar fiestas, era sociable, alegre, pero le molestaban las fiestas con los nazis, porque en primera instancias ella pasó mucho tiempo manteniendo una relación con el Führe, sin ser su esposa. 

Cortesía/Maje


¿Cómo se conocieron? 

 

Eva estaba internada en un convento, pero a los 17 años decidió abandonar el lugar y comenzó a estudiar mecanografía. 

Empezó a trabajar con Hitler como su fotógrafa personal, cuando el dictador todavía no era tan conocido y estaba construyendo su carrera política. 

Sí al diálogo y la paz

En una carta que Eva envía a sus familiares mientras trabajaba con Hitler, ella menciona al Führe como un hombre “de cierta edad con un gracioso bigotillo".

Cortesía/Maje


La boda y la muerte 


El sueño de Eva era convertirse en la esposa del Führe de Alemania. Lo logró el 29 de abril, en ese momento la guerra estaba cada vez más perdida para los alemanes, aunque Hitler no lo aceptaba. 

Disfrutó de su boda y de su nuevo estatus solo por un día, porque al siguiente día a las 3:30 p.m Hitler y ella ingresaron al despacho del dictador, con una pistola y una ampolla de cianuro. 

Libros que inspiraron la imaginación de García Márquez

Los dos tomaron las ampollas, pero Hitler decidió pegarse un tiro en la frente. Horas después anunciaron que Adolf Hitler había muerto.

 Una historia trágica envuelta de amor, porque aun con toda la maldad de Hitler, alguien se enamoró de él y de su poder. 

Notas Relacionadas

La UCA dedica una galería de fotos a las protestas en Nicaragua

El “Paseo de la memoria”, de la Universidad Centroamericana muestra fotografías de las protestas en Nicaragua.

La carta de Victoria Obando desde la cárcel

Victoria Obando, arrestada por “terrorista”, denuncia lo que está sufriendo en la cárcel de hombres por ser una mujer transgénero.