#ElChat | Juanita Urbina: “Esta apariencia masculina es un refugio ante la violencia”

Para Juanita, construir una imagen de hombre fue un proceso muy difícil.

Un vestido rosado, largo y con mucho brillo, el cabello recogido hasta formar una moña, el pastel, una alegre fiesta con los amigos y familiares es el sueño de muchas jóvenes al cumplir 15 años; también lo fue para Juan Carlos Urbina, Juanita.

Cuando en su pueblo – Nagarote – se dieron cuenta que "al cochón le iban a celebrar los quince años”, se generaron burlas, pero a ella no le importó, para eso había trabajado mucho y sus padres la apoyaban.

Este es uno de los muchos casos de discriminación por los que Juanita ha pasado, solo por exteriorizar su preferencia de género. 

“Maduré a muy temprana edad”

Juanita viene de una familia con recursos limitados, así que desde pequeña inició a trabajar, aspecto que hoy agradece porque le ayudó a madurar y comprender algunos aspectos en su vida.

•  Poise, una voz diversa en la FM nica

Su abuela materna, a la que ella considera su mamá, Ángela Rosa Castillo (q.e.p.d.) siempre la apoyó, enfrentaron juntas toda la discriminación y acoso.

Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Una de las escenas en su infancia que jamás olvidará fue cuando uno de sus hermanos la quería golpear, pero su mamá intervino y dijo que ella se encargaría de castigarla.

“Mi mamá me metió al cuarto, pensé que me iba a pegar, pero comenzó a golpearse ella para que mis hermanos escucharan, yo al ver eso comencé a llorar y pegar gritos”, comentó Juanita.

A los 11 años se vistió como mujer por completo y desde los 15 ya usaba sostén. “A pesar de todo yo jamás me oculté, salía a la calle como cualquier jovencita que iba a trabajar para ganar su dinero y aportar en el hogar”.

Escuchá otro recuerdo de su infancia: 

Con obstáculos, se bachilleró como la primera trans de Nagarote

Juanita no pasó por preescolar, la matricularon de una vez en primer grado. En el transcurso de los años ella llegaba vestida como se siente (una mujer), pero en varias ocasiones la mandaban a su casa porque le decían que así no podía recibir clases.

Tuvo que abandonar el colegio por tanta discriminación; después de toda esa lucha logró entrar a otra modalidad de estudios y terminar su sexto grado.

En la secundaria la historia se volvió a repetir, los insultos y la discriminación por parte de los alumnos y algunos maestros fueron su principal obstáculo para estudiar, un derecho fundamental de todo ser humano. Ella tuvo que abandonar la secundaria.

Pasaron varios años y en este transcurso de tiempo conoció a diferentes organizaciones que promueven la igualdad de derechos para las personas y que ayudaron mucho en su vida. 

•  ¿Qué hacen en un encuentro feminista?

Después de varios ciclos de formación en el organismo feminista La Corriente, aprendió a conocer sus derechos y con estudios en feminismo, ella tomó valor y decidió terminar la secundaria.

“No fue fácil, pero cuando yo sentía que me estaban discriminando ya tenía una base para defenderme, ya no me quedaba callada”, comentó Juanita.

Ella fue la primera trans que desfiló con las mujeres en el Instituto Fernando Salazar Martínez durante el acto de bachillerato en el año 2012.

Juanita viste como hombre

Sin embargo, después de muchos años de vestirse como mujer, Juanita volvió a tomar una decisión drástica en su vida, vestirse como hombre nuevamente. 

El antes y el después de Juanita

Ella comentó que hubo varios factores, pero entre los más importantes estaba sentir que podía caminar en las calles con mayor tranquilad, “esta apariencia masculina es un refugio ante tanta discriminación y acoso”.

Su vida estuvo en peligro:

Juanita realizó teatro por varios años, esto le ayudó a crear este personaje masculino que las personas ven ahora.

Sin embargo, explica "para ser mujer es una preferencia que vos construís, va más allá de tener una vagina y unos senos, tener el cabello largo y usar maquillaje". "Es que tu cuerpo se convierta en un territorio político, donde vos sos la única persona que decide sobre este, sin ataduras de género”, añadió.

Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Ahora usa barba y se viste diferente, pero Juanita no ha muerto, ella siempre se va a sentir mujer, esta imagen solo es una estrategia ante los abusos contra las personas que tiene orientaciones sexuales diferentes.

•  Hablemos de la primera vez

A pesar de esos momentos desagradables en su vida, Juanita siempre te saluda con una sonrisa; ella tiene varias metas, una de estas es terminar su carrera de licenciatura en Trabajo Social.

Otros de sus deseos es estudiar una maestría en género y tener su propio negocio, todavía no está segura del concepto, pero será un espacio libre de discriminación.

.

Notas Relacionadas

Nicaragüenses exiliados en Costa Rica se reúnen para protestar contra el gobierno de Ortega

Este domingo un grupo de nicaragüense exiliados en Costa Rica, se reunieron en San José para protestar contra el gobierno de Daniel Ortega y Rosari...

¿La Yasuri ganó Miss Universo?

El popular personaje de redes sociales, “la Yasuri”, sorprendió a sus seguidores con un video-parodia de Miss Universo.