Leyes que desconocemos e incumplimos cotidianamente

Cortesía /Maje
La desobediencia de estas leyes, se ha vuelto parte de nuestra cotidianidad.

Hay algunas leyes en Nicaragua que están en la Constitución Política y que por lo tanto fueron estudiadas y aprobadas por los diputados, pero por alguna razón, la gente no sabe que existen o no las toman en cuenta y la Policía Nacional no exige que se cumplan, al menos no constantemente.

Sin embargo de este tipo de actitudes no se puede culpar solo a las autoridades, sino a las personas que desafiamos las leyes, quizás es incluso una problemática cultural, en la que solo nos importan nuestros intereses y no los de nosotros como sociedad. 

• Lugares embrujados de Nicaragua

Pero entrando en materia, a continuación te presentaré algunas de esas leyes que como sociedad incumplimos todos los días y a nadie parece importarle. 

Cortesía/Maje


1.    Vender en lugares públicos 

De acuerdo a las Normas Jurídicas de Nicaragua, en el artículo 15 especifica “En las calles, avenidas, aceras, plazas, parques o cualquier otra área de servicio público se prohíben los siguientes usos o actividades”: “Negocios en bateas, estantes, mesas y similares; ventas de frutas, comida hecha, fritangas, refrescos, juguetes, loza, ropa, bisutería; ventas de revistas y libros”. 

Pero todos sabemos que en Nicaragua, el país de lo inverosímil, las reglas no se respetan y por lo menos en los mercados de la mayoría de los departamentos, ya no quedan calles, porque los y las vendedoras se apoderaron de ellas para ganarse la vida

Actualmente hasta en las paradas de buses hay personas vendiendo. El punto es que puedo entender la necesidad de la gente, sus ganas de salir adelante, pero las leyes son hechas con el propósito de mantener ordenada la ciudad, para que podamos convivir con tranquilidad, para que a la larga todos salgamos beneficiados, por lo tanto lo ideal sería cumplirlas. 

• ¿Cómo cambiarse el nombre?

 Bismarck Picado/Maje


2.    Orinar en las calles

Una práctica muy arraigada en nuestra sociedad, que por ser usual no deja de ser molesta, sobre todo para las mujeres. Esto ya no es solo cuestión de respetar alguna ley, sino de educación básica. 

Según lo que me comentó el abogado Fausto Pereira, no existe en las leyes nicaragüenses una norma que sancione el acto en particular, sin embargo “está implícito como norma de conducta social y de manera escrita se puede interpretar en el artículo 540 en el código penal”. 

El artículo 540 del Código Penal, explica literalmente “Quien se muestre desnudo o exhiba sus órganos genitales en lugares públicos, será sancionado de diez a treinta días multa, o trabajo en beneficio de la comunidad de diez a treinta jornadas de dos horas diarias”.

• ¿Cómo hacerse un examen de VIH?
 

Cortesía/Maje

Evidentemente todos los hombres que se ponen a orinar en los árboles o paredes nunca reciben ninguna sanción, lo más que puede pasar es que una persona les reproche su actitud


3.    Las luces en los carros 

Desde el año pasado la Policía Nacional comunicó que sancionaría a todas las personas que anduvieran con carros con luces LED, porque según la explicación que dio  Vilma Reyes, jefa de Tránsito Nacional a un diario local, “encandilan la visión de otros conductores”. 

Sin embargo continuamos viendo vehículos que andan ese tipo de luces, sobre todo los que participan en carreras ilegales. Por lo tanto lo que hacemos usualmente es acostumbrarnos a eso, y seguir incumpliendo las leyes, sin importar que estén hechas para protegernos. 

Lugares para disfrutar de la naturaleza en Nicaragua
 

Cortesía/Maje


4.    Acoso Callejero 

Es un tema del que se habla cada día en los medios de comunicación, pero en la vida real no hay cambios, los hombres siguen acosando a las mujeres, y lo hacen con toda libertad, sin miedo a sanciones. 

Sin embargo las leyes en el país lo sancionan, en el artículo 8 de la ley 779, puesto que define la violencia sexual: “toda acción que obliga a la mujer a mantener contacto sexual, físico o verbal, o participar en otras interacciones sexuales mediante el uso de la fuerza, intimidación, coerción, chantaje, soborno, manipulación, amenaza o cualquier otro mecanismo que anule o limite la voluntad o su libertad sexual, independientemente que la persona agresora pueda tener con la mujer una relación conyugal, de pareja, afectiva o de parentesco”. 

¿Qué hacés por Nicaragua en redes sociales?

El punto de todo esto, es hacer conciencia de que tan arraigado tenemos el incumplimiento de las leyes, y pensar en que la construcción de una ciudad o un país mejor, comienza porque nosotros seamos buenos ciudadanos. 

Notas Relacionadas

La navidad roja de Nicaragua

Una denuncia realizada por la comunidad de los indígenas en contra del gobierno sandinista, se convirtió en una navidad roja.