¿Por qué marcharon los hombres este ocho de marzo?

Oscar Sánchez/Maje
Algunos hombres me comentaron por qué apoyan estas actividades.

¡Alerta! ¡Alerta!  Comenzaba la marcha de las mujeres, conmemorando la lucha de las mujeres que murieron defendiendo sus derechos un ocho de marzo. 

Las pancartas promovían a una mujer libre, sin importar los rasgos físicos, culturales o preferencias sexuales, lo resumían en un canto que pronunciaban alto y claro: “no soy vagina, tampoco un par de pechos, soy una mujer que exige sus derechos”.

Una biblioteca feminista en Managua

La diversidad era uno de los rasgos principales de la marcha, no solamente me refiero a la libertad sexual, sino a la variedad de colores, mensajes y formas de expresarse, pero al final todas se unían en una sola para transmitir el mismo mensaje: las mujeres quieren libertad para andar por la calle sin ser acosadas, violadas o asesinadas. 

Oscar Sánchez/Maje


¿Qué piensan los hombres? 


Me propuse saber por qué los hombres estaban acompañando a las mujeres en esta marcha. 

Ramón Mendoza tiene 18 años, caminaba mientras repetía los cantos a coro en la marcha. “Soy activista y estoy a favor de la lucha de las mujeres”, me comentó mientras caminábamos. 

Al ser cuestionado sobre la importancia de la lucha que hacen cada día las feministas, Ramón me explicó que como hombre, él sabe que todos tienen madres, hermanas, además de hijas o novias, por lo tanto lo mejor es preparar a la sociedad para que las traten bien. 

Oscar Sánchez/Maje

Ramón me comentó que es activista desde hace tres años, y con sus voluntariados en la organización “Acción Juvenil”, ha notado que en Nicaragua sufren de mucha violencia machista, y en varias ocasiones es apoyada por las instituciones civiles. 

Avancé unos metros, cuando en una esquina un hombre manejando un camión pequeño, intentó pasar en medio de las mujeres que iban en la marcha. 

¿Qué hacen en un encuentro feminista?
 

En ese momento todas comenzaron a gritar,  llamaban a otras hasta que lograron  tapar la pasada. El hombre respondía ante los reclamos tocándose el reloj que llevaba puesto en la muñeca, en clara referencia al tiempo. 

Al final el tipo se quedó estacionado. Esperó hasta que todas las personas en la marcha lograran pasar. 

Oscar Sánchez/Maje

“Siempre he apoyado este tipo de movimientos” me comentó Oscar Zamora, un joven de 27 años. Oscar cree que él es así porque nació rodeado de mujeres, su mamá desde pequeño lo llevaba a las actividades que tenían que ver con luchas feministas. 

“Debido a esto, actualmente el apoyo a la marcha se convirtió en algo que nos nace hacer”, agregó Oscar. 


Las mismas actitudes machistas 


A pesar del empoderamiento que hay en el ambiente, la fuerza y ganas que muestran las mujeres unidas, pasó un camión con un grupo de hombres que trabajan al parecer, en albañilería. “Adiós amor”, “que lindas” y luego risas entre ellos. 

Pregunté por este tipo de comportamientos que tienen  algunos hombres, Carlos Fernando Delgado de 26 años, me respondió que los hombres están cegados “perdiendo la oportunidad de luchar por algo importante, teniendo en cuenta que las mujeres son más población en el país”. 

Oscar Sánchez/Maje

Por actitudes machistas como el acoso callejero, lo menos que puedo hacer es “apoyar en la marcha, y tratar a las mujeres con respeto e igualdad durante el día a día”, agregó Carlos.  


Un mensaje para los hombres 


En la marcha también había jóvenes extranjeros, como Joan Hopmann Baget, un español de 18 años que vino el sábado a Nicaragua y hoy decidió acompañar a las mujeres en la marcha para luchar por la igualdad. 

¿Cómo decir adiós sin que suene como acoso?
 

Joan me dijo que quería  darles un mensaje a todos los hombres que buscan controlar a sus novias, esposas, hijas. Según Joan, es preferible que las mujeres estén con ellos con libertad, y se queden con ellos porque las tratan bien, a que se queden por control. 

La marcha llegó a su fin frente a la Universidad Centroamericana, UCA, los cantos acompañados de tambores comenzaron a sonar. Las mujeres bailan, cantan, se sienten libres, al menos por hoy. 
 

Notas Relacionadas

Netflix podría bajar las tarifas de suscripción

La empresa ya está probando disminuir las tarifas en varias partes del mundo.

El nieto de Pedro Joaquín Chamorro, que denuncia al gobierno sandinista en Harvard

Mateo Jarquín estudia en la Universidad de Harvard su tesis doctoral sobre la revolución sandinista y actualmente está realizando presentaciones so...