Una mujer en las calles de Nicaragua, según las redes sociales

Cortesía /Maje
Las nicas hablan en las redes sociales del acoso callejero.

Las mujeres nicas tienen una característica común, es una cuestión que debería  provocar todo menos indiferencia. Una fracción de nuestras raíces culturales que está siendo sometida a juicio, nos referimos a esa experiencia que todas hemos vivido y ninguna lo ha disfrutado: el acoso callejero. 

El caso de una niña de 12 años asesinada de manera violenta en Estelí, sorprendió e indignó a gran parte de la población en Nicaragua. Pero eso no es todo, entre el viernes 23 y el domingo 25 de febrero, se contabilizaron tres mujeres muertas, casi una por día en la región de Estelí y el Caribe.

• Lo que los hombres dicen del acoso callejero

Mientras tanto, las redes sociales son el desahogo de muchas mujeres, que expresan su indignación ante el acoso, las formas violentas en la que mueren mujeres a diario, por las violaciones e inseguridades que se se viven en Nicaragua.
Cortesía/Maje

 

Los relatos son  experiencias que seguramente,  han vivido y viven muchas nicas a diario. Pero muy en el fondo, es la denuncia y el miedo a ser víctima de este tipo de acontecimientos.


Las experiencias de acoso callejero 


Scarlot Harlot caminó unos metros para buscar su carro en un estacionamiento de Altamira, cuando de repente un hombre en moto pasó su lado y le gritó "qué ricas esas tetas". 

Ella continuó caminando y cuando estaba cerca de su carro, un guarda de seguridad no necesitó decirle nada para incomodarla, la miró de pies a cabeza de manera morbosa. 

¿Cómo decir adiós sin que suene como acoso?

Cortesía/Maje

De acuerdo a la organización Católicas por el Derecho a Decidir, son nueve mujeres las que han sido asesinadas violentamente este año en Nicaragua.

El derecho que creen que tienen los hombres para acosarte en la calle, es el mismo que sienten los femicidas cuando matan a una mujer. 


¿Protección? 


Si una mujer anda en carro, se supone que está más protegida, o ese es el concepto que tenemos, pero no es del todo cierto. 

 

 

Después de un día de trabajo, Lesslie iba en el recorrido de vuelta a su hogar, cuando el vehículo se detuvo producto de la luz roja de un semáforo. 

Aprovechando el momento, un hombre en una moto se detuvo frente a la ventana de Lesslie, y comenzó a acosarla, el hombre siguió el vehículo por algunas cuadras. 

• Cuatro razones del aumento de femicidios en Nicaragua

En el siguiente el semáforo, Lesslie volvió a encontrarse con el mismo hombre, que esta vez empezó a masturbarse mirándola. Ella no hizo nada más que voltear a ver a otra parte. 

Pero si ni siquiera en un vehículo una mujer puede estar  protegida, ¿podés imaginar cómo es andar en la calle a píe?


Acosada mientras camino 


Alejandra Navarro cruzaba el puente peatonal de Galería, cuando un hombre la abrazó y la arrecostó a las láminas del puente, la dejó inmóvil. 

 

 

Le tocó los senos. Sin saber cómo Alejandra le pegó una patada y salió corriendo al centro comercial. Escribió el tweet en un baño de Galería llorando de impotencia. 

Mientras Alexa Valerio cruzaba la calle para ir a su trabajo, un hombre en una moto pasó por detrás de ella y le tocó las nalgas.  “No puedo cruzar la calle tranquila” escribió Alexa. 

Los mensajes fueron subiendo de tono, hasta llegar a reclamos y mensajes fuertes.

 

 

Las redes llegaron a ser entonces, el reflejo de una mujer harta de lo mismo, enojada de exigir y no obtener ningún cambio, desesperada por la normalización de lo anormal, las redes fueron el reflejo de una nica más, porque al final yo también soy una


 

Notas Relacionadas

Estudiantes presos: “han profanado la autonomía universitaria”

Los estudiantes presos en el contexto de la protestas en Nicaragua, envían una carta desde la cárcel destacando la lucha histórica de la autonomía ...

Oportunidad de beca | Fundación Botín

Los jóvenes que deseen aplicar a la beca de Fundación Botín, tienen como fecha límite hasta el 9 de mayo de 2019.