La imagen de Rubén Darío en 5 sitios de Nicaragua

Rubén Darío murió de Cirrosis.
Nicaragua guarda en sus monumentos el legado poético de Rubén Darío.

Desde que estamos en secundaria nos enseñan a admirar la obra de Rubén Darío, el problema es quizás que esa clase de sentimientos no se pueden imponer, debería de estar solamente al alcance de quienes quieren lograrla.

Para eso se dispone de una gran galería de reseñas de sus obras que están presentes en todos los lugares con los que el poeta alguna vez se sintió identificado.

El recuento debe empezar por la Catedral de León, donde son enterrados los hombres como él que en su momento hicieron enaltecer la cultura de la ciudad de occidente, donde Darío no nació, pero creció y aprendió a rimar sus primeros versos.

1. Tumba de Darío

En la Insigne y Real Basílica Catedral de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María, se acostumbraba que quienes quisieran estar enterrados bajo los cimientos de la iglesia, debían donar una cantidad de dinero, esto se aprovechó para la finalización de la construcción de la misma.

Darío llegó a León el siete de enero de 1916, junto a su esposa Rosario Emelina Murillo. El poeta estuvo varios días en cama porque sufrió de cirrosis y a las 10:18 p.m del domingo seis de febrero, murió.

Darío murió a las 10:18 p.m de un domingo.Cortesía/Maje

Jorge Navas Cordonero un escultor de Granada y amigo de Darío fue quien se encargó de hacer el monumento situado en medio de la Catedral de León. La estatua tiene una tumba en la que está escrito el nombre del poeta y encima hay un león con cara de tristeza.

Posterior a la muerte de Darío, Jorge Navas explicó que hizo la tumba así porque el León representa al pueblo leones que por “siempre llorará la muerte del poeta”.

Además de Darío existen otros grandes hombres enterrados en la Catedral, como el poeta Salomón de la Selva y Alfonso Cortés o el músico José de la Cruz Mena.

2. Billetes

En 2016, en conmemoración al centenario de la muerte de Rubén Darío, el Banco Central de Nicaragua emitió unos billetes de C$1.000 córdobas en el que aparecía la cara del poeta. Esta es la denominación más alta que tiene el país.

Sin embargo esta serie de billetes era solo una edición limitada.

Los billetes circularon en 2016.Cortesía/Maje

En la parte frontal del billete había un texto que indicaba ““Príncipe de las Letras Castellanas” y posterior un texto de su poema “Pax”:

“¡Oh, pueblos nuestros! ¡Oh, pueblos nuestros!

 Juntaos en la esperanza y en el trabajo y la paz;

no busquéis las tinieblas, no persigáis el caos,

y no reguéis con sangre nuestra tierra feraz”.

En la parte trasera del billete continuaba otro fragmente del poema.

“No, no dejéis al Odio que dispare sus flechas,

llevad a los altares de la paz miel y rosas.

¡Paz a la inmensa América! ¡Paz en nombre de Dios!”.

3. Estatua del Parque Central

El monumento se pensó en construir desde 1916 en cuanto Darío murió, incluso se hizo un “Comité Bronce Darío” que reunía a políticos, poetas, escritores de la época para diseñar la estatua que daría conmemoración por siempre a Rubén.

Después sucedió el terremoto de 1931 y la ciudad no tenía dinero para pensar en monumentos, sino solo para la reconstrucción de la misma.

Despedida a Rubén Darío. Cortesía/Maje

Fue hasta el 24 de septiembre de 1933 que se inauguró la obra con un acto de conmemoración para mostrar la estatua al pueblo.

Luego, debido al centenario de la muerte de Rubén Darío en 1966, se empezó la construcción del Teatro Nacional Rubén Darío, una obra edificada gracias a los esfuerzos de Hope Portocarrero, la esposa del dictador Anastasio Somoza García, quien reunía  dinero en las fiestas que hacía con invitados de clase alta.

4. Palacio de la Cultura

Actualmente además de los monumentos, Managua cuenta con un museo de manuscrito donados por la Embajada de España.

El museo está situado en el segundo piso del Palacio de la Cultura. Los documentos contienen cartas, escritos y fotografías de los últimos años en los que Darío vivió en compañía de la española Francisca Sánchez.

España también le ha rendido homenaje a Rubén Darío construyendo monumentos en las calles de sus principales ciudades.

5. Monumentos en España

En Barcelona todavía se conserva la casa donde le poeta vivió en 1914, está situada en el barrio de Els Penitents.

La casa tiene una placa que dicta lo siguiente: “En esta casa vivió en 1914 el insigne poeta nicaragüense Rubén Darío. Barcelona rinde homenaje a su memoria en el centenario de su nacimiento. Enero de 1967”.

Además en la ciudad de Cartagena, situada en la comunidad autónoma de la Región de Murcia, hay una placa de Darío en el parque Torres, que reza los versos escritos por el poeta que son dirigidos a España.

“Yo siempre fui por alma y por cabeza,

español de conciencia, obra y deseo

y yo nada concibo y nada veo

sino español por mi naturaleza”.

Sin duda el legado de Darío es inmenso y no solamente se puede estudiar a través de las páginas de un libro, sino que la historia también se cuenta con los monumentos de los lugares en los que “El príncipe de las letras castellanas” escribió sus más insignes poemas.

Darío está presente en colegios, universidades, avenidas, en museos situados en el lugar donde nació: Ciudad Darío, y en el lugar donde murió: León.

Notas Relacionadas

Así fue la inauguración del Centroamérica Cuenta 2019

El festival literario Centroamérica Cuenta 2019, se inauguró en Costa Rica.

¿Volverá el Centroamérica Cuenta a Nicaragua?

El Centroamérica Cuenta dejará de realizarse temporalmente en Nicaragua, hasta que la situación socio política mejore, asegura su creador Sergio Ra...